200 metros de alejamiento por vejar y amenazar a su bisabuela

O. SUÁREZ GIJÓN.

El juzgado de Instrucción número 1 ha condenado a un joven a 35 días de localización permanente por amenazar y vejar a su bisabuela. Además, no podrá aproximarse a menos de 200 metros de ella, ni a su domicilio o cualquier sitio que frecuente durante un periodo de un año.

La Sección Octava de la Audiencia Provincial ha desestimado el recurso de apelación presentado por el procesado, en el que manifestaba una animadversión de la mujer hacia su bisnieto. «Resulta acreditado que le acogió en su domicilio al cumplir la mayoría de edad y que pese a tener motivos para haberlo denunciado con anterioridad, no quiso hacerlo», tal y como declaró la madre del ahora condenado durante el juicio oral.

Los testigos aseguraron que el joven le pedía dinero con frecuencia a su bisabuela y si no se lo entregaba reaccionaba de forma violenta e insultándola.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos