La moción de censura contra Corripio requerirá 1.603 firmas

Felipe Aller Celemín .
Felipe Aller Celemín . / E. C.

Felipe Aller Celemín será expulsado del Grupo al declararse nulo el acuerdo del mandato de Tamargo por el que fue readmitido

M. MORO GIJÓN.

El sector crítico de socios del Grupo Covadonga que promueve una moción de censura contra el presidente Antonio Corripio recibirá a las doce del mediodía de hoy los pliegos para la recogida de firmas. La comisión electoral grupista se reunió ayer para adoptar un acuerdo que permitirá iniciar de inmediato los trámites para poner en marcha esta medida que busca el desalojo de la actual junta directiva. Después de rechazar por tres veces la documentación presentada por defectos de forma, la comisión encargada de regular el proceso que ahora se abre dictaminó que se deben preparar pliegos suficientes para la recogida de 1.603 firmas. Este dato, aclara la comisión electoral en su resolución, se obtiene del cálculo del 5% de los socios de número al corriente de la cuota social a fecha de 21 de julio de 2017. Asimismo se añadirá un 10% más a esta cantidad para proporcionar pliegos suficientes para la obtención del número que se requiere.

En la primera hoja del pliego figurará el texto íntegro de los motivos para la recogida de firmas, entre los que figuran «la dejación de funciones del presidente y el incumplimiento en el ejercicio de su cargo de sus deberes de diligencia como representante leal». También «la deriva económica del club, causada por un grave descontrol en el gasto»

El escrito de solicitud de la moción de censura lleva varios días publicado en el tablón de anuncios del club, junto con los nombres y datos personales de los 44 socios a cuyo frente está Melchor Fernández, en cumplimiento de una disposición del reglamento de régimen interno para estos casos (artículo 53). Sin embargo, se ha desatado la polémica porque en esa documentación aportada por los propios críticos se adjunta, al parecer, el DNI y domicilio de personas que pertenecen a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.

Petición de trece socios

Por otra parte, según ha podido saber EL COMERCIO, el polémico socio Felipe Aller Celemín será expulsado hoy del Grupo Covadonga al declararse nulo un acuerdo adoptado por la junta directiva de Enrique Tamargo, en diciembre de 2015, como consecuencia de la anulación por el Supremo del segundo mandato entero de ese presidente grupista. Dicho acuerdo, ahora revocado por petición expresa de trece socios en dos escritos diferentes, permitió a Aller Celemín ser readmitido y acceder de nuevo a las instalaciones del club sin pagar cuota de entrada ni pasar por la lista de espera. Este socio, que siempre ha sido un azote contra la fusión con el Centro Asturiano de La Habana, había sido echado por la directiva de Ángel Cuesta. El fallo del Supremo que ahora se aplica impide los daños a terceros de buena fe.

Fotos

Vídeos