La moción de censura precisa otra subsanación

ELCOMERCIO.ES

La comisión electoral del Grupo Covadonga se reunió ayer y adoptó un acuerdo que retrasará la recogida de firmas por parte del sector críticos de socios que promueve una moción de censura contra la directiva que preside Antonio Corripio. Los defectos de forma en la presentación del escrito de solicitud, que ya obligaron a realizar una primera subsanación hace dos días al portavoz de los críticos Melchor Fernández, parece que vuelven a ser el motivo esgrimido por la comisión electoral para aplazar la entrega de los pliegos. Una entrega que en principio estaba prevista para el lunes. Los críticos necesitan 1.500 rúbricas de socios con derecho a voto para seguir adelante con la moción de censura.

Fotos

Vídeos