Moriyón: «Con cinco informes en contra, no vamos a municipalizar la ayuda a domicilio»

Carmen Diego interviene en el Pleno en representación del resto de trabajadoras de ayuda a domicilio, que protestaron con carteles. / P. UCHA

La alcaldesa descarta ante las trabajadoras el cambio de gestión del servicio, principal exigencia de Xixón Sí Puede para apoyar el presupuesto

IVÁN VILLAR GIJÓN.

Carmen Moriyón ha cerrado la puerta a la municipalización del servicio de ayuda a domicilio, una de las condiciones de Xixón Sí Puede para apoyar la aprobación de los presupuestos municipales de 2018. Si bien el borrador de cuentas presentado por el gobierno municipal no contemplaba ya partida alguna para abordar este cambio de gestión a lo largo del próximo año, ayer la alcaldesa fue aún más allá y dio por descartada esta posibilidad, también a futuro. Lo hizo en respuesta a una intervención en el Pleno de las propias trabajadoras del servicio, que acudieron al Ayuntamiento a reclamar el cumplimiento del acuerdo adoptado hace un año por la Corporación.

Carmen Diego, auxiliar de ayuda a domicilio que ejerció de portavoz de sus compañeras, recordó que tras la sesión en la que se abordó ese asunto en octubre de 2016 la regidora mantuvo con ellas una conversación «en la que estimó que era de justicia remunicipalizar este servicio y fijó como objetivo dejar esto arreglado antes de irse. Pero hoy empezamos a tener serias dudas sobre su voluntad, lo que incrementa nuestra inquietud».

Moriyón aseguró que el compromiso adquirido en ese Pleno no fue el cambio de gestión en sí, sino «iniciar un camino, un estudio». Destacó como muestra de su implicación en este asunto la «relativa rapidez» con que se puso en marcha la comisión encargada de debatir esta posibilidad. Y añadió cómo «esta alcaldesa ha sido la primera que firma la prórroga de un contrato en contra de los criterios de la interventora, porque los tiempos se dilataron intentando buscar una luz». Pero tras meses de estudio, todos los informes que maneja «desaconsejan absolutamente» la municipalización. «Cuando uno tiene encima de la mesa cinco informes en contra, no puede tomar esa determinación. Y no vamos a tomarla si ni un solo documento nos ampara».

Las trabajadoras no fueron las únicas que reclamaron ayer en el Pleno la creación de una empresa municipal que asuma de forma directa la gestión de la ayuda a domicilio. También lo hizo en otra intervención ante los concejales el responsable de la Oficina de Defensa del Anciano, Marcelino Laruelo, quien defendió la importancia de ofrecer una atención domiciliaria de calidad a las personas mayores, como una alternativa más favorable que el internamiento en residencias. «Detrás de muchos informes técnicos se esconden la conveniencia, la comodidad y la pereza. Den un paso al frente y creen esa empresa municipal de ayuda a domicilio, tan justa como necesaria. Estoy seguro de que la ciudadanía gijonesa la recibiría con un aplauso unánime».

Reprobación pospuesta

El Pleno de ayer incluía en su orden del día una iniciativa de Xixón Sí Puede, que firmaban Verónica González y Estefanía Puente, para reprobar a la concejala Eva Illán por su «mala gestión» tanto en el área de Servicios Sociales como el de Participación Ciudadana. La edil de Foro, en pleno proceso gripal, no aguantó toda la sesión, y tras su marcha se acordó posponer ese debate para otro mes.

Entre las propuestas sometidas a votación, salió adelante, con el único apoyo de los tres grupos de la izquierda, una de IU para realizar de forma inmediata una convocatoria extraordinaria de ayudas para la adquisición de material escolar, dirigida a alumnos de la ESO. La concejala de Educación advirtió de que los trámites necesarios impiden aprobarla este ejercicio y añadió que este gasto extraordinario supondría «un riesgo de incumplimiento de la regla de gasto» en los términos que marca la ley de estabilidad presupuestaria.

Más noticias

Fotos

Vídeos