Moriyón promete «seguir bajando gasto corriente y deuda» en los presupuestos

Carmen Moriyón y Cristina Coto, en el acto celebrado ayer. / P. UCHA

«Este año los concejales de Foro tendremos que rendir al 120% para llevar adelante todo lo que tenemos en la cabeza»

I. VILLAR GIJÓN.

Carmen Moriyón aseguró ayer, durante un acto de partido celebrado en Viñao, que los presupuestos de 2018 «mantendrán la misma esencia por la que se nos votó. Serán austeros, recortando cada vez más en gasto corriente. También seguiremos reduciendo deuda, que ha sido una seña de identidad desde que Foro llegó al Ayuntamiento. En 2011 nos encontramos con 200 millones de euros, la hemos bajado en 82,5 millones y vamos a seguir por esa senda. Además deben ser sociales, no porque sigamos ninguna moda, sino porque desde que gobernamos no se dejó a nadie atrás. No olvidemos las colas que había en 2011 por el retraso del salario social del Principado y el esfuerzo que hicimos en Servicios Sociales. Y también estarán comprometidos con el empleo. Pese a que estos años hemos sobrevivido en un entorno hostil, en Gijón hoy hay más gente trabajando que cuando llegamos».

Más información

Con este avance de la estructura básica de las próximas cuentas municipales, la alcaldesa daba por abierto un curso político en el que, bromeaba, «vamos a necesitar un invento que supere lo del 'trabajo a tres turnos'». Moriyón destacó la importancia que tiene el tercer año de mandato, «antes de todo el follón electoral». En este sentido, prometió que tanto ella como los ediles de Foro «trataremos de rendir al 120% para poder sacar adelante todas las cosas que tenemos en la cabeza. Nos podrá faltar tiempo, pero no ánimo». Destacó las complicaciones de trabajar en una Corporación «en la que la izquierda tiene una mayoría rotunda» e indicó que el papel de Foro es «intentar garantizar la estabilidad, pero sin renunciar a nuestra esencia».

El primer teniente de alcalde y secretario general de Foro Gijón, Fernando Couto, consideró también que este año «es estratégico y habrá que sembrar mucho y poner todos los esfuerzos para tener Gijón en perfecto estado de revista». Señaló que en la ciudad hay 138 obras «en marcha», recordó el «gran consenso» logrado para relanzar el proyecto del plan de vías «después de diez años enquistado» y destacó la aprobación inicial del PGO «con el apoyo de cinco grupos municipales de los seis que hay». Hizo especial hincapié en la congelación desde 2011 de las tarifas de «todos los servicios básicos», como agua, autobús y basuras. «No hay otra ciudad del tamaño de Gijón que lleve siete años con estos precios congelados», dijo entre aplausos de los militantes.

Un partido con futuro

Concluyó su intervención afirmando que «trabajamos a tres turnos para hacer un Gijón pujante en una Asturias mejor» y manifestando su confianza en el futuro de Foro. «Estamos orgullos de los fuimos, de lo que somos y de lo que vamos a ser. Un partido más importante que ayer, pero menos que mañana».

El secretario general del partido, Francisco Álvarez-Cascos, advirtió de que este curso político «no es tiempo de hablar de elecciones ni de candidatos. Ese es el entretenimiento favorito de los ociosos y de los que no tienen nada que proponer para mejorar la vida de los ciudadanos. Dice el refrán que 'cuando el diablo no tiene qué hacer, mata moscas con el rabo'. Y ahí están los de siempre dando rabotazos todo el día, mientras nosotros nos dedicamos a trabajar por los gijoneses y los asturianos. Esforcémonos en completar los compromisos de nuestro programa, para recoger los frutos en el año electoral que viene a continuación».

Fotos

Vídeos