Un motorista sin carné atropella en Gijón a un policía durante una peligrosa fuga

Un motorista sin carné atropella en Gijón a un policía durante una peligrosa fuga

Protagonizó una huida por la calles de El Llano en la que llegó a conducir por encima de las aceras, por las que iban peatones

OLAYA SUÁREZ GIJÓN.

Un agente de la Policía Local resultó herido la tarde del lunes al ser atropellado por un motorista que circulaba sin carné durante una peligrosa huida por las calles de El Llano. Según explicaron fuentes del área de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Gijón, el intento de fuga por parte del conductor se desencadenó pasadas las 20 horas en la calle de La Paz, cuando un coche patrulla observó cómo un ciclomotor circulaba sin luces.

«Al tratar de darle el alto, el joven emprendió una peligrosa huida por las calles de la ciudad», llegando incluso a transitar a gran velocidad por aceras en las que en ese momento se encontraban peatones. Se da la circunstancia de que esta persona, que después fue detenida, E. B. V., de 19 años, carecía de carné para conducir.

En un primer intento por interceptarle, el motorista ya estuvo a punto de arrollar a un policía en la calle Joaquín Alonso. Y en la calle Balbín acabó por atropellar a uno de los agentes que intentaba detener su peligrosa marcha. Fue entonces cuando el conductor cayó del vehículo al suelo, por lo que intentó proseguir la fuga a pie. Fue interceptado finalmente a la altura del campo de fútbol del Ceares, junto al parque de Los Pericones. En el cacheo superficial al que fue sometido en el mismo lugar le fueron decomisadas dos navajas que llevaba escondidas entre la ropa.

El episodio no quedó ahí. Las pesquisas para tratar de localizar al propietario legal del ciclomotor llevaron a los agentes a un local situado en la calle San Francisco de Asís, en el que hallaron un pequeño secadero de marihuana, así como una báscula de precisión, varias bolsitas con droga y una importante cantidad de dinero en metálico.

«En dicho establecimiento se encontraba el dueño del ciclomotor y otros cuatro jóvenes, uno de ellos menor, que fueron detenidos como presuntos autores de un delito contra la salud pública. Sus edades oscilan entre los 19 y los 22 años», señala la Policía Local.

Ese mismo cuerpo detuvo al mediodía del lunes a un hombre de 49 años, S. G. P., como supuesto autor de un delito de robo con violencia y lesiones a un hostelero de la avenida de Portugal. El arrestado intentó robar varios artículos en el local y al ser reprendido por el dueño, le golpeó violentamente para huir. Fue detenido poco después por la Policía Local.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos