Muere tras caer de la octava planta de Cabueñes pese a la ventana antisuicidios

El edificio de Hospitalización, desde donde se produjo la caída. / PAÑEDA
El edificio de Hospitalización, desde donde se produjo la caída. / PAÑEDA

El fallecido, de 73 años, forzó la ventana de su habitación antes de precipitarse al vacío tras la visita de uno de sus familiares

Ó. PANDIELLO GIJÓN.

Uno de los pacientes ingresados en el Hospital de Cabueñes falleció en la mañana de ayer tras precipitarse por una de las ventanas del octavo piso del centro hospitalario. El hombre, de 73 años, se encontraba acompañado por uno de sus familiares minutos antes de que ocurriera el suceso. Eran las 13 horas y, aprovechando que el familiar había abandonado el recinto, el paciente pudo forzar la ventana de la habitación y lanzarse al vacío, según confirman desde la gerencia.

Los servicios médicos lo trasladaron de inmediato a Urgencias, pero las lesiones producidas por el fuerte golpe hicieron inútil cualquier intento por reanimarle. El cadáver fue trasladado al Hospital Anatómico Forense, en Oviedo, para la realización de la autopsia.

Después de conocer el suceso, uno de los primeros interrogantes se trasladó a la propia ventana por la que el paciente cayó al vacío. El motivo, el sistema con el que cuentan todas las ventanas de las habitaciones, preparadas para evitar caídas. Sin embargo, según confirmó el gerente, pude darse la circunstancia de que se abran forzándolas.

Neumología y Neurología

La octava planta de hospitalización, desde la que se produjo la caída, está reservada para los pacientes de Neumología -en las habitaciones pares- y de Neurología e Ictus -en los impares-. En total, algo menos de sesenta plazas para los pacientes ingresados.

Según explican desde el personal sanitario del centro, resulta «muy difícil» forzar los topes instalados en las ventanas del hospital. Aunque se hayan dado algunos casos de topes rotos, el equipo de mantenimiento «siempre lo suele arreglar en un corto plazo de tiempo». Por tanto, aunque haya una voluntad manifiesta por romper estos dispositivos de seguridad «sigue siendo muy difícil hacerlo».

Nuevas ventanas

Con vistas al futuro, según apuntan desde el personal sanitario, la próxima reforma integral del Hospital de Cabueñes incluirá ventanas similares a las que ya hay instaladas tanto en el edificio de consultas externas como en el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA). Estos modelos, más modernos y diseñados para garantizar la seguridad de los pacientes, no se pueden abrir desde dentro. Este modelo, además, solo puede ser abierto parcialmente por la enfermera que supervisa las habitaciones.

El suceso ha conmocionado a la comunidad hospitalaria, que aún no se explica cómo pudo ocurrir un hecho de estas características. Algunos de los profesionales destacaron durante la mañana el ambiente de normalidad que se respiraba entre el hombre fallecido y su familiar, con el que dio un paseo por la mañana.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos