«La muerte de Daniel nos hará reflexionar sobre el valor de la vida»

Entre los 552 diplomas, la entrega de uno puso el corazón en un puño al auditorio. Porque Daniel Rodríguez Prieto no pudo subir a por el certificado. El pasado 16 de agosto, cuando se encontraba jugando a las palas en una cala de Perlora cayó desplomado. En un suceso que conmocionó a Candás, donde el joven y toda su familia son muy queridos.

Como también en la EPI. El rector dejó claro que «hoy es un día feliz, pero también triste». Santiago García Granda, que entregó el diploma a una desconsolada Mercedes Prieto, señaló que «la muerte inesperada de Daniel nos hará reflexionar sobre el valor de la vida. Esa que nosotros hoy aún podemos disfrutar en el tiempo. Pero, parafraseando a José Luis Sampedro, tiempo que no es oro».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos