La muerte de la mujer hallada en Poniente fue voluntaria

Policías y personal de la funeraria trasladan el cadáver de la mujer hallado en Poniente. / JORGE PETEIRO

O. SUÁREZ GIJÓN.

La muerte de la mujer de 58 años hallada en la playa de Poniene fue voluntaria. La Policía Nacional da por concluida la investigación al considerar que existen evidencias de que esta vecina de Madrid que se encontraba alojada en un hotel se precipitó de forma voluntaria al mar Cantábrico. Los hechos habrían ocurrido el domingo por la tarde, si bien el cadáver no fue localizado hasta el lunes por la mañana por un paseante.

Fue el testigo el que alertó a las fuerzas de seguridad. Hasta el lugar se desplazaron agentes de la Policía Local y de la Policía Nacional, así como técnicos sanitarios, que solo pudieron confirmar el fallecimiento de la mujer. Cuando la comisión judicial autorizó su levantamiento, el cadáver fue trasladado al Instituto de Medicina Legal para que los médicos forenses le practicasen la autopsia.

La mujer llevaba varios días alojada en un establecimiento hotelero de la avenida de Juan Carlos I, próximo al lugar en el que fue localizado el cadáver. Al parecer, tenía reserva hecha hasta el lunes. Sin embargo, el domingo por la noche ya no pernoctó en el lugar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos