Herida tras caer a la calle al ceder el suelo de su balcón

Agentes supervisan el estado de la vivienda. / ARNALDO GARCÍA
Agentes supervisan el estado de la vivienda. / ARNALDO GARCÍA

Una mujer de 78 años cae sentada desde un primer piso en Ceán Bermúdez. Los vecinos hablan de «milagro»

OLAYA SUÁREZ GIJÓN.

«Ha sido un milagro. El milagro de Ceán Bermúdez». Los vecinos de Raquel no daban crédito a que esta septuagenaria hubiese esquivado la tragedia que a punto estuvo de sobrevenirle en su propia casa. La mujer se encontraba sentada en una silla de plástico en una galería cerrada cuando el suelo de la terraza se desplomó bajo sus pies. La mujer se precipitó por el hueco desde el primer piso y quedó literalmente sentada en la misma silla, entre los escombros y con un leve golpe en la cabeza.

La suerte no solo estuvo de su lado. El destino, o el azar, quiso que en esos momentos ningún peatón transitase por ese punto de la acera, muy concurrida por ser un lugar de paso entre la avenida de Manuel Llaneza y el centro comercial Los Fresnos. Los primeros en atender a Raquel C. O., de 78 años, fueron los vecinos del edificio anexo. La mujer es viuda y vive sola en una casa antigua de dos plantas. «Decía que estaba un poco mareada y que no sabía qué había pasado. No dejaba de decir que había dejado el fuego encendido con un cazo para la cena», comentaba una testigo.

Fue atendida por los técnicos por del Servicio de Atención Médica Urgente (SAMU) y trasladada a continuación al Hospital de Cabueñes. Pese a la caída desde unos tres metros, no sufrió heridas graves en apariencia. No obstante, fue sometida a pruebas exhaustivas en el centro sanitario para descartar lesiones internas.

Cortada al tráfico

El primero en acceder a la vivienda siniestrada fue un sobrino de la víctima. Llegó con una escalera de grandes dimensiones para entrar a la casa por el hueco del balcón y proceder así a apagar el fuego de la cocina. Pocos minutos después llegaron los bomberos para sanear los restos del balcón caído a la calle y determinar si estaba afectada la estructura del edificio. La mujer, una vez que reciba el alta hospitalaria, se alojará en casa de un familiar hasta que los técnicos municipales sometan a revisión la vivienda. Ceán Bermúdez permaneció cortada al tráfico desde las siete de la tarde hasta en torno a las nueve de la noche, cuando se retiraron los escombros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos