Rebajar las multas de la ORA «facilitaría el incumplimiento», dice Esteban Aparicio

Una ciudadana observa un parquímetro de la ORA en la calle Aguado, en el barrio de La Arena. /Aurelio Flórez
Una ciudadana observa un parquímetro de la ORA en la calle Aguado, en el barrio de La Arena. / Aurelio Flórez

El concejal discrepa jurídicamente de la sentencia que redujo de 90 a 30 euros una sanción e indica que solo es «un caso concreto»

IVÁN VILLAR GIJÓN.

El concejal de Seguridad Ciudadana, Esteban Aparicio, manifestó ayer su discrepancia con los argumentos jurídicos de una sentencia del juzgado de lo Contencioso Administrativo nº 1, adelantada por EL COMERCIO, que ordena rebajar de 90 a 30 euros el importe de una sanción impuesta al propietario de un vehículo que estacionó en la zona azul sin el tique de la ORA. En el fallo se argumentaba que la Ley de Tráfico contempla para las infracciones leves multas de «hasta 100 euros», pero que debe motivarse en cada caso por qué se opta por un importe más alto o más bajo dentro de esa horquilla. Así, aunque la ordenanza de circulación fije para los incumplimientos en la zona azul un castigo fijo de 90 euros, según el juez debe primar la norma superior, y en este caso no se justificó debidamente por qué a la hora de establecer la cuantía de la sanción se optó por el grado más alto de permitidos para infracciones leves.

«Respeto y acato la sentencia, pero no estoy muy de acuerdo con el criterio, porque hay sanciones que o son o no son», apuntó Aparicio. El concejal consideró además que en lo que respecta a la ORA no cabe hacer referencia a la Ley de Tráfico como norma superior. «Una cosa es la seguridad vial y otra la regulación del estacionamiento en el viario público, que es una competencia exclusiva de los ayuntamientos», argumentó.

Descartó que el fallo pueda sentar una jurisprudencia que obligue al Consistorio a revisar a la baja la cuantía de las sanciones que viene reflejada en la ordenanza de circulación, «porque entiendo que es una cuestión puntual en la que el juez adecúa la norma a un caso concreto». Sobre la posibilidad de hacer ese cambio de manera voluntaria, recordó que está prevista a medio plazo una modificación de ese texto normativo, por lo que será entonces cuando cuestiones como ésta se determinen en base a criterios técnicos. Añadió, no obstante, que fijar multas demasiado leves iría en contra de las funciones del derecho general sancionador, pues al «favorecer el incumplimiento» carecerían de eficacia. «No hacemos estas normas para que a la gente le salga barato incumplirlas, sino para desmotivar que se estacione donde no se debe y facilitar que haya rotación en el aparcamiento, que es un bien que cada vez va a ser más escaso».

Adaptarse al fallo

El concejal de C's, José Carlos Fernández Sarasola, pedirá en la comisión de movilidad que la ordenanza se adapte a la sentencia del juzgado de lo Contencioso-Administrativo, «reduciendo la multa a los 30 euros o estableciendo una graduación en las mismas para que la sanción sea mayor en función del tiempo que se haya estado aparcado de forma irregular». Considera que el cambio es necesario «para aportar seguridad jurídica a las sanciones impuestas, cuya finalidad no puede ser recaudatoria, sino asegurar la rotación de plazas».

Temas

Gijón, Ora

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos