El Musel se suma a la lucha contra el plumero de la Pampa y licita su erradicación completa

El Musel se suma a la lucha contra el plumero de la Pampa y licita su erradicación completa
La Figar es una de las parcelas en las que se actuará. / DAMIÁN ARIENZA

Invertirá 110.000 euros en eliminar la planta invasora de la ampliación, la regasificadora, La Figar, viales y taludes

MARCO MENÉNDEZ GIJÓN.

La Autoridad Portuaria de Gijón ha sacado a licitación la erradicación completa en sus instalaciones del plumero de la Pampa. Como reconocen sus responsables, «el puerto de Gijón se ha visto invadido en los últimos años por la especie invasora 'Cortaderia selloana'». Por ello, la actuación que saca a concurso prevé no solo su erradicación sino también evitar la emisión de semillas y su propagación por terrenos portuarios.

Las zonas en las que se actuará son de dos tipos. La primera, con individuos aislados, son bordes de viales, taludes y explanadas poco afectadas. La segunda, con alta densidad de plantas, la centran la ampliación portuaria, el entorno de la regasificadora y la explanada de La Figar.

La empresa que se haga con estos trabajos deberá utilizar un tratamiento mixto para erradicar los plumeros de la Pampa, dependiendo de su densidad y la ubicación de las plantas. Se trata del arranque, desbroce con martillos fijos, desbroce con martillos móviles o cadenas y tratamientos químicos con herbicidas.

Para asegurarse la mayor efectividad de los trabajos, se prevén actuaciones la próxima primavera, en verano y la primavera de 2019. La primera será la de mayor entidad y se pretende eliminar la totalidad de las plantas existentes en el dominio público portuario. Por ello, en las zonas con alta densidad de plumeros de la Pampa, se acometerá su desbroce completo y, dos meses después, habrá un primer tratamiento con herbicida a base de quizalofop. Donde haya plantas dispersas, el método a utilizar será el arranque de cada ejemplar con excavadora o de forma manual y las posibles depresiones que se produzcan deberán ser rellenadas con tierra. Dos meses después, se aplicará el mismo herbicida que para el caso anterior.

Entre los meses de agosto y septiembre, antes de la posible floración de plantas, se desbrozarán aquellas que hayan podido rebrotar, aplicándose herbicida en un tratamiento que se podría repetir a los quince días. Finalmente, en marzo de 2019 se desbrozarán de nuevo las zonas consideradas de alta densidad y las restantes se revisarán y arrancarán manualmente las pequeñas plantas que pudieran haber surgido.

El presupuesto total para la contratación de la erradicación del plumero de la Pampa asciende a 110.000 euros. El primer tratamiento es el considerado más caro, que se ha cifrado en 67.500 euros, mientras que el segundo asciende a 15.000 euros y el tercero, a 27.500.

Más de 300.000 plantas

El anuncio de esta contratación fue publicado anteayer en el Boletín Oficial del Estado y las empresas interesadas tienen un plazo de quince días naturales para presentar sus ofertas, es decir, hasta las 14 horas del 22 de marzo, en la sede de la Autoridad Portuaria de Gijón, sita en el Edificio de Servicios Múltiples del puerto de El Musel. Según las bases de la licitación, la adjudicación recaerá en quien presente la oferta económicamente más ventajosa.

La presencia del plumero de la Pampa es un grave problema en casi todo el país. Se prevé que en junio esté lista la estrategia nacional para erradicar esta planta invasora, pero en Gijón se ha decidido actuar lo antes posible. A finales de enero fue el Ayuntamiento el que empezó a coordinar los primeros trabajos para erradicar esta planta de unas 30 hectáreas de suelo de titularidad municipal. Se calcula que en todo el Principado hay un millón de plantas y solo en el concejo gijonés se estima que hay entre 310.000 y 448.000. Por eso, ya se comenzó a actuar en los polígonos industriales de Lloreda y Porceyo.

Según cálculos del Principado, el 7% de los plumeros se localizan dentro del dominio público marítimo-terrestre, en terrenos de los puertos de Gijón y Avilés, rellenos, estuarios, playas, acantilados y su entorno próximo. La Autoridad Portuaria de Gijón viene realizando importantes inversiones en material medioambiental. Solo el año pasado gastó más de cuatro millones de euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos