Del museo a las primeras olimpiadas

Unos niños, ayudados por su coordinador, practican el lanzamiento de jabalina. / JOAQUÍN PAÑEDA
Unos niños, ayudados por su coordinador, practican el lanzamiento de jabalina. / JOAQUÍN PAÑEDA

El Evaristo Valle ofrece un taller sobre las cinco antiguas disciplinas del pentatlón | Los más pequeños descubren curiosidades sobre la Grecia clásica a través de la gastronomía, el arte y los deportes

LORETO BARBÓN GIJÓN.

Como si fueran pequeños aedos, un grupo de niños recita versos de la Ilíada apoyándose en el sonido que crean golpeando el suelo con palos de avellano. «Es el típico ritmo griego, el hexámetro dactílico. Los poetas helenos se basaban en él para no olvidarse de los textos mientras los interpretaban. Es increíble con qué rapidez lo han aprendido los alumnos del taller... les encanta descubrir curiosidades sobre Grecia», explica Javier Mola, coordinador del curso 'Pentatlón en el Museo Evaristo Valle', donde los más pequeños se familiarizan con los orígenes de las olimpiadas.

El punto de partida son las cinco disciplinas que conforman el pentatlón: lucha, salto, jabalina, lanzamiento de disco y carrera de relevos. Pero Grecia es mucho más que deporte y por eso los niños, antes de salir al jardín a probar suerte con la jabalina o el disco, se adentran en otras prácticas como la escultura o la pintura para conocer el lado más artístico del país heleno. «Aprovechamos algunas de las esculturas del museo para que los niños las recreen modelando cera de abeja coloreada con tintes naturales. De esta manera estimulamos su voluntad, para que no se queden plantados en el sofá viendo la tele», dijo Mola.

La gastronomía es otra de las claves de este taller que ayuda a que conozcan alguno de los alimentos que se pueden encontrar en la nevera de muchos griegos.

«En la hora del descanso comemos almendras, avellanas, uvas... pero lo que más me gusta es el queso», confiesa Elena, de nueve años. Tras reponer fuerzas, los niños se dedican plenamente a los cinco deportes que se trabajan en el taller, aunque hay uno que destaca. «El lanzamiento de jabalina les encanta. Han sido ellos quienes han creado sus propias jabalinas y parece que les ha gustado más lijarlas que lanzarlas», bromeó Jorge Mola, coordinador del taller que terminará el viernes con una demostración a los padres de todo lo que los pequeños han aprendido estos días sobre la antigua Grecia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos