«Música y mucho color para festejar la vida»

Miles de personas disfrutan en Poniente de la 'Holi Peace'. / PALOMA UCHA

Miles de personas disfrutan de la 'Holi Peace' en Poniente con Fonsi Nieto como maestro de ceremonias

LORETO BARBÓN GIJÓN.

Miles de personas con camisetas blancas se reunieron ayer en Poniente, frente al Acuario, para participar en la primera fiesta 'holi' que se celebra en Gijón. Sabían lo que les esperaba y, por eso, ninguno de los asistentes se sorprendió cuando su ropa se convirtió en un lienzo sobre el que se mezclaron hasta seis colores. Un festival rojo, azul, naranja, amarillo, verde y violeta, originario de India y que ha llegado a la ciudad de la mano del Grupo 360; un encuentro en el que lo que prima es la «positividad». «Nuestro objetivo es traer el espíritu de las fiestas 'holi' de India, que celebran el triunfo del bien sobre el mal, la llegada de la primavera y la victoria de la luz», explicó Ramón Noguera, uno de los organizadores, quien también detacó que «esta es una celebración donde, por encima de todo, triunfa el buen rollo y, en este caso, la pasión por la música».

Frente a los mostradores para adquirir los polvos 'holi' numerosas personas aguardaban su turno. Y lo hacían sin dejar de bailar al ritmo de la música. Dj Pimp, The Other Gang y J_ Malevo fueron los artistas que sonaron a lo largo de la tarde, aunque el verdadero maestro de ceremonias fue Fonsi Nieto, expiloto de motociclismo, quien fue el que más impulso logró transmitir a los asistentes. «La verdad es que me hace mucha ilusión poder estar aquí con toda esta gente y disfrutar de un evento tan bonito y lleno de color», dijo Nieto, quien también indicó que «este tipo de fiestas se han puesto de moda y a los chavales les encanta». Así que, prometía, «voy a ponerles la música que más les gusta».

Sonidos electrónicos, dance y trap resonaron con fuerza en Poniente para que la lluvia de colores no cesase y el ambiente continuase siendo un punto de encuentro para personas de todas las edades, aunque el público más abundante era «la chavalería». «La fiesta ha tenido mucha repercusión en las redes sociales y los más jóvenes no tardaron en hacerse eco de ello», explicó Ramón Noguera, quien detalló la composición de los polvos 'holi'. «Están hechos a base de harina de maíz y pigmentos naturales, así los celiacos no tienen ningún problema y las manchas se pueden quitar con un lavado», explicó. Y aunque muchos sabían a lo que iban, otros descubrieron ayer el encanto de esta fiesta, que, visto el éxito de la convocatoria, engancha. En definitiva, «colores, música y diversión para festejar la vida».

Fotos

Vídeos