Navia entrega las grabaciones de la calle donde desapareció Paz a la Guardia Civil

Calle San Francisco, en Navia, donde fue vista por última vez la gijonesa desaparecida. Arriba, a la izquierda, Paz Fernández Borrego./ BELÉN G. HIDALGO
Calle San Francisco, en Navia, donde fue vista por última vez la gijonesa desaparecida. Arriba, a la izquierda, Paz Fernández Borrego. / BELÉN G. HIDALGO

La Benemérita trata de reconstruir los últimos pasos de la gijonesa con patrullas de seguridad ciudadana que peinan la zona de Luarca a Navia

P. LAMADRID GIJÓN.

La gijonesa Paz Fernández Borrego fue vista por última vez a las 23.30 horas del pasado 13 de febrero en la calle San Francisco de Navia. Estaba junto al restaurante del mismo nombre acompañada por su mascota, un yorkshire llamado 'Bronco'. A partir de ese momento, el rastro de la mujer, de 43 años, se desvanece. La última señal de su móvil se registró en la localidad de Busmargalí, situada a unos ocho kilómetros de la capital naviega, en la sierra de Panondres, un paraje con escasas viviendas. El teléfono permanece apagado desde entonces.

En la céntrica calle donde desapareció -y donde se encuentra la pensión donde había reservado una habitación y dejado sus pertenencias-, así como en las vías adyacentes, hay instaladas cámaras de videovigilancia. El alcalde de Navia, Ignacio García Palacios, ha puesto a disposición de la Guardia Civil las grabaciones recogidas por estos dispositivos, que podrían aportar algo de luz a este caso. «Le dije al capitán de la zona que podía disponer de nuestros efectivos de Policía Local y Protección Civil, así como de las grabaciones de las cámaras de videovigilancia, pero de momento no lo han solicitado», señaló este domingo el regidor. Hace varios años que el Ayuntamiento instaló estos dispositivos a raíz de una serie de actos vandálicos cometidos en las principales calles de Navia.

En la misma calle donde se sitúa a Paz por última vez, apareció su mascota a la mañana siguiente. Llevaba collar, pero no la correa. Asimismo, el coche de la gijonesa fue localizado en las inmediaciones del Hospital de Jarrio, a unos dos kilómetros de la pensión donde tenía habitación. La Comandancia de la Guardia Civil de Oviedo mantiene abierto el operativo de búsqueda de la mujer. Las patrullas de seguridad ciudadana de la zona rastrean el territorio comprendido entre Navia y Luarca, según explicaron fuentes del instituto armado. Los agentes intentan reconstruir los últimos pasos de Paz para lograr recabar el mayor número de pistas posible para esclarecer el caso. La principal hipótesis que maneja tanto la Guardia Civil como la familia de Paz es que no se trata de una desaparición voluntaria.

Los seres queridos de la gijonesa pidieron este domingo «intimidad y respeto» ante ciertos comentarios aparecidos en redes sociales. Sobre este asunto también se pronunció el alcalde de Navia, quien criticó «el enorme ruido generado» en la red respecto a este caso. «Se están divulgando bulos y esto interfiere tanto en la investigación como en los juicios que hace la gente», apuntó. La familia de la desaparecida, vecina de Nuevo Roces, llegó a repartir carteles en Navia, Puerto de Vega y Luarca y difundir la historia en la redes sociales para intentar encontrar a Paz o, al menos, para encontrar alguna pista que permita dar con su paradero. Al no poder ponerse en contacto con ella, su hermana viajó al día siguiente hasta Navia. Fue allí donde interpuso la denuncia por la desaparición en el cuartel de la Guardia Civil. Solo se pudo llevar de vuelta a Gijón al perro, del que se había hecho cargo la protectora de animales del Occidente después de que la Policía Local alertase de la aparición del animal en el casco urbano. Ninguno de los conocidos que la familia tiene por la zona manifestó haber visto a Paz ese martes en Navia.

Su hermana explicó que la gijonesa es asidua al Occidente asturiano, donde siempre ha disfrutado de sus playas y del contacto con la naturaleza. Allí tiene numerosas amistades. En numerosas ocasiones se desplazaba a esa zona en su autocaravana, en compañía de su hija pequeña y de 'Bronco'. Pero el 13 de febrero lo hizo en un coche porque el otro vehículo estaba estropeado.

Teléfonos de contacto

La investigación de la Guardia Civil, que se centra en el entorno próximo de Paz, mantiene varias líneas abiertas, aunque descarta un fuga voluntaria. Los agentes interrogaron a las últimas personas con las que la gijonesa mantuvo contacto para resolver el caso. Están disponibles varios teléfonos para ofrecer información sobre el caso: 631218208, 985641000 y 091. Es de complexión delgada y de pelo rubio. Cuando desapareció llevaba un vestido negro y tiene un tatuaje de estrellas en el hombro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos