La Navidad y el mal tiempo disparan el precio del pescado, que se duplicó en una semana

La Navidad y el mal tiempo disparan el precio del pescado, que se duplicó en una semana

El pixín negro superó ayer los 25 euros por kilo en la rula de El Musel y la merluza llegó a los 14, aunque todavía se prevé una nueva subida

E. C. GIJÓN.

La Navidad es, tradicionalmente, época de importante subida en el precio del pescado, especialmente de las mejores piezas y de especies como el besugo, la merluza y el pixín. Tanto es así que la Administración suele reservar una parte de las cuotas para el último mes del año a fin de facilitar la rentabilidad de las capturas y hasta suspende temporalmente los descansos semanales obligatorios, también para que los pescadores aprovechen el tirón de la demanda en estas fechas.

Para los comercializadores, sin embargo, las cosas no suelen ser tan favorables, según señaló Gonzalo García, secretario de la asociación de minoristas, que se queja de que «los altos precios en rula impiden aplicar unos márgenes razonables», para no ahuyentar a los consumidores. Asegura, además, que los chicharros y la parrocha, o una buena semana de bonito en el verano, hacen menos caja, pero superan la ganancia.

Precios de venta en rula

Merluza

La semana pasada 6 € por kilo // Ayer, en Gijón 14 € por kilo

La merluza duplicó su precio en apenas ocho días. Pasó de seis euros por kilo, al principio de la semana pasada, a 14 euros, ayer.

Pixín

El pasado lunes 12 € por kilo // Rulado ayer 25,5 € por kilo

Hasta 25,5 euros por kilo llegó a subastarse ayeren El Musel el pixín negro, tras costar 12 euros al principio de la semana pasada y a 18 el viernes.

Percebes

Mínimo 26 € por kilo // Máximo 180 € por kilo

La diversa calidad hace que el precio del percebe varíe mucho en cualquier época. El domingo, en Puerto de Vega, se cotizó entre 26 y 180 euros.

Besugo

Habitual 18-20 € por kilo // Ahora 40 € por kilo

La oferta de besugo es muy escasa y ayer no sesubastó en Gijón. Los mayoristas lo venden a pescadería a 40 euros y el resto del año, entre 18 y 20.

Centollo

Durante el año 12-15 € por kilo // En Navidad 20-25 € por kilo

La veda del centollo del Cantábrico se abrió el pasado viernes y los pescadores utilizan viveros para vender luego mejor. El precio depende del tamaño.

Salmonetes: De 11 € a 25 €

San Martín: De 14,5 € a 20,5 €

Lenguado: De 16 € a 29 €

Lubina: De 17 € a 21 €

Romualdo Campillo, mayorista del sector, tampoco se encuentra muy a gusto con los precios disparados, porque asegura que eso de «tirar la casa por la ventana en una cena ha pasado a la historia y si el pescado está muy caro el consumidor opta por la carne». En cualquier caso, la pasada semana se notó en las rulas que la Navidad sigue teniendo tirón. Y a este hecho hay que añadir este año que el mal tiempo impidió faenar con normalidad. «Es una pena que no haya más pescado -dijo el gerente de LonjaGijón-Musel, Simón Arrizado- porque en esta época la demanda lo absorbe todo». Se refiere al «pescado de alta calidad».

La semana previa a la Navidad se registran ya precios mucho más altos de lo habitual en el resto del año porque muchos consumidores intentan asegurar el menú que desean y prefieren evitar las aglomeraciones de los últimos días. Buenas neveras y congeladores son fundamentales en ese sentido. Hay otra alternativa, señala el pescadero Pedro Fernández, que es encargar, pero quien lo hace sabe que no puede mirar el precio, porque obliga al comercializador a pujar muy alto en la subasta para no quedarse sin mercancía y no defraudar las expectativas del cliente.

Hay que precisar, siempre que se habla de precio del pescado, que no es lo mismo una merluza de tres kilos o más que una pescadilla, ni tiene el mismo valor la del pincho que la de arrastre. En el caso de los percebes, por citar un ejemplo de marisco, «son como las patadas», en expresión de Pedro Fernández, ya que existe una diferencia de calidad, por tamaño o zona de captura, que hace imposible generalizar. Tampoco todas las pescaderías trabajan con los mismos márgenes ni con el mismo género. Para elaborar esta información se ha tomado como referencia una buena calidad y la cotización en rula, es decir, la primera venta.

La merluza, informó Campillo, comenzó la pasada semana a seis euros y el viernes superó ya los diez. Ayer, en la rula de El Musel, se cotizó entre siete y catorce euros.

El pixín, otra especie típicamente navideña, se encareció seis euros en una sola semana, comentó el mayorista, de doce a dieciocho euros por kilo, pero ayer pulverizó esa cotización, al subastarse entre 17,75 y 25,5 euros, el negro, y de 13 a 16,5 el blanco, según datos de LonjaGijón-Musel.

El besugo se vende a pescadería por el distribuidor a 40-45 euros el kilo y con probabilidad de subir en los próximos días.

Los mariscos

El pasado viernes, como cada 15 de diciembre, se levantó la veda del centollo en Asturias. Jorge Álvarez, secretario de la Cofradía de Pescadores de Gijón, fue mariscador desde 1986 hasta hace poco, cuando se jubiló, pero sigue al tanto del sector en razón de su cargo y porque su hijo tomó el relevo. El inicio de la campaña, dijo, «tiene buena pinta», Es pronto para hablar de precios porque los mariscadores conservan unos días sus capturas en viveros para acercarse a las fechas álgidas, pero esperan una cotización próxima a los veinte euros, «algo más el grande, aunque de momento los medianos ofrecen mayor garantía». En ese sentido, advirtió de que hay que tener cuidado en el protagonismo que se le dé en la cena al centollo, porque «puede salir aguarón». «Es más seguro acertar con otros mariscos, que se nota mejor cómo están». El precio habitual del centollo del Cantábrico es de doce a quince euros.

El percebe se vendió ayer en la rula gijonesa a 36 euros. El patrón mayor de Puerto de Vega, Adolfo García, se queja de que «no es el mejor año porque no hay mucho de gran calidad» y culpa de ello al furtivismo. El domingo se subastó entre 26 y 180 euros, con una media de 49,8 euros. Espera que esta semana se supere los 200.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos