Dos niños de La Calzada, en un comité nacional sobre violencia infantil

E. R. GIJÓN.

Bruno Benetti González estudia sexto de Primaria en el colegio público Cervantes. Dayanara Sánchez Escáriz, primero de Secundaria en el San Lorenzo. Ambos viven en La Calzada y participan, de la mano de la fundación Mar de Niebla, en la promoción de los derechos de la infancia, la juventud y el buen trato. A propuesta de esta organización, han sido elegidos por la Fundación Educo para participar, a escala estatal, en el Consejo Asesor Infanto-Juvenil de Investigación contra la violencia infantil, formado por un reducido grupo de niños de entre diez y catorce años. Proceden de entidades colaboradoras -como es el caso de Mar de Niebla, la única asturiana- y de centros educativos vinculados a Educo, y su objetivo será explorar este campo, extraer conclusiones y medidas para su puesta en marcha. El proyecto lleva por nombre 'Érase una voz 2018'.

Se trata de dar continuidad a un informe previo, del curso 2015-2016, en el que participaron trece entidades (Mar de Niebla, entre ellas) y en los que se dio voz a los niños sobre la violencia contra la infancia.

Fotos

Vídeos