La nueva tasa a los cajeros, la más alta de Asturias pero ocho veces inferior a Sevilla

Una usuaria de un cajero. / ARIENZA
Una usuaria de un cajero. / ARIENZA

Gijón se sumará al paso dado hace un año por Oviedo y Avilés, que también decidieron encarecer a las entidades financieras el precio por poder prestar este servicio a pie de calle

I. V. GIJÓN.

Con la propuesta del gobierno municipal de triplicar en 2018 la tasa que se cobra a los bancos por los cajeros autónomicos «situados en línea de fachada y a los que únicamente se tiene acceso directo desde la vía pública», Gijón se sumará al paso dado hace un año por Oviedo y Avilés, que también decidieron encarecer a las entidades financieras el precio por poder prestar este servicio a pie de calle. El consistorio ovetense optó en las ordenanzas fiscales de este año por duplicar el importe de una tasa que venía cobrando desde 2010 y que, en su caso, se aplica en función de la categoría de la calle donde esté cada cajero. Ahora mismo se paga, según la ubicación, entre 26 y 328 euros al año. En Avilés rige un precio único de 300 euros, independientemente de la calle. Quintuplica los 58,36 euros que se cobraban en 2016. En Gijón la intención del gobierno es pasar de los 125,80 euros actuales a 375, lo que situaría la tasa como las más alta de los tres principales concejos asturianos.

La cuota propuesta, no obstante, está por debajo de los precios máximos que aplican en sus calles principales ciudades próximas como San Sebastián (523), Bilbao (514) y La Coruña (420) y muy lejos de los 3.055 que llega a cobrar el Ayuntamiento de Sevilla por cada cajero.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos