Nuevo Roces propone limitar a un carril su avenida central

Acceso al barrio de Nuevo Roces desde la AS-248. / PALOMA UCHA

Los vecinos piden revisar el diagnóstico del Plan de Movilidad porque no tiene en cuenta sus particularidades y utiliza un censo anticuado

I. V. GIJÓN.

La asociación de vecinos de Nuevo Roces ha pedido al Ayuntamiento y al Foro de la Movilidad la revisión del diagnóstico del Plan Integral de Movilidad Sostenible y Segura, que en su opinión no tiene en cuenta a este barrio como debería. Señalan por ejemplo que parte de un documento de 2015, cuando había 2.432 censados frente a los 4.493 actuales, que «carece de análisis y propuestas concretas desde el punto de vista ciclopeatonal» y que asimila los viajes que realizan sus vecinos a los que hacen los de otros barrios «pese a que su naturaleza es muy distinta, ya que carecemos de servicios cercanos como colegio, centros de salud, biblioteca o instalaciones deportivas, lo que nos obliga a utilizar el vehículo privado o el autobús para cualquier actividad de la vida cotidiana».

De cara al documento final plantean además varias propuestas concretas de actuación. Desde el punto de vista de la red viaria proponen recuperar la idea de construir un túnel bajo la ronda que conecte de forma directa el barrio con la calle de Antonio Machado, en Montevil. Y piden que en el Plan de Movilidad «se haga constar» la conexión de la carretera de Ceares con la avenida del Llano que estaba prevista como complemento a la glorieta que se pretende construir en las inmediaciones de la antigua fábrica de cerámica. E insisten en la necesidad de desdoblar y ensanchar la AS-246 desde el puente que cruza sobre la A-8 hasta Montevil, acondicionándolo con espacios para peatones y bicicletas.

En lo que respecta a los viales interiores, defienden una «pacificación del tráfico» en la avenida de Roces, el eje central que cruza el barrio de oeste a este, dejando tan solo un carril de circulación, con aparcamiento en línea a un lado de la calzada y en batería en el contrario. Con esta medida creen que se evitaría la tentación de muchos conductores de circular «a velocidades elevadas» al encontrarse con una recta tan ancha y de un kilómetro y medio de longitud. «Los vecinos ganaríamos en seguridad a la hora de cruzarla y también se vería incrementado el número de plazas de estacionamiento».

Aparcamiento disuasorio

Plantean asfaltar y acondicionar la parcela anexa a los campos de fútbol -incluida la que ahora está cubierta por vegetación- para que forme parte de la futura red de aparcamientos disuasorios previstos en el Plan de Movilidad. También solicitan «reordenar con arreglo al sentido común» las plazas reservadas para personas con movilidad reducida, «porque las que existen están en los extremos del barrio, en zonas de pendiente y en condiciones de inseguridad».

Entre sus propuestas incluyen la conexión peatonal y ciclista con la senda verde de La Camocha y la senda fluvial, la unión del carril-bici del barrio con el resto de la red urbana, sistemas ciclopeatonales a Contrueces (por la carretera del Obispo) y Los Pericones (por la AS-248), una pasarela ciclopeatonal a Montevil, un punto de préstamo municipal de bicicletas, aparcamientos para bicis en la sede vecinal y el polígono industrial de Roces-Porceyo y una estación de control de la calidad del aire.

Fotos

Vídeos