Una tromba de agua de 54 litros por metro cuadrado anega Gijón

Laboratorio de la Escuela Politécnica de Ingeniería de Gijón, cubierto de agua. / Damián Arienza

Según la Agencia Estatal de Metereología, esta madrugada cayeron en el municipio 54,4 litros por metro cuadrado, las mayores precipitaciones del país | El Grupo Covadonga y la Escuela Politécnica de Ingeniería se han visto muy afectadas | Fontaciera, Pinzales y alrededores del río Pinzales sufren lo que llaman la «enésima riada»

Las fuertes lluvias registradas este domingo en Gijón han causado problemas y destrozos en diferentes puntos de la ciudad. De hecho, según la Agencia Estatal de Metereología, esta madrugada cayeron en el municipio 54,4 litros por metro cuadrado, según contabilizó la estación del campus de Gijón. Se trata de las mayores precipitaciones del país, lo que ha provocado que varios puntos de la ciudad hayan amanecido anegados.

Entre ellos en Porceyo, donde tres vecinos se vieron atrapados de madrugada por culpa de las inundaciones. Uno de ellos continuaba esta mañana sin poder salir de su casa. Según explican los afectados, el foco del problema se debe al desbordamiento de una de las canaletas de la AS-II que ha afectado a varias fincas, coches y demás mobiliario. No es algo nuevo. Los vecinos explican que ya se han puesto en contacto en varias ocasiones tanto con el Ayuntamiento como con los responsables de la autovía, pero aún no han puesto solución.

La Escuela Politécnica de Ingeniería de Gijón también se ha visto muy afectada por las intensas lluvias. Concretamente el Edificio Polivalente ha amanecido inundado. Se han visto afectadas zonas comunes y, sobre todo, de lo más afectado, los laboratorios de Teoría de la Señal. También resultado afectado el coche eléctrico que se utiliza para los desplazamientos de la universidad y que suele estar aparcado en uno de los laterales del edificio. Se cree que los daños pueden ser cuantiosos.

El Grupo de Cultura Covadonga amanecía hoy completamente anegado por el agua. El desbordamiento del arroyo del Molino en torno a las seis de la madrugada ha causado fuertes inundaciones en las instalaciones deportivas cuando se encontraban dentro los primeros trabajadores. A las nueve de la mañana el centro permanecía cerrado y los cursillos suspendidos. Aproximadamente una hora después, abría sus puertas intentando recuperar la normalidad. «El Grupo Covadonga mantiene sus servicios al socio, tras el desbordamiento del arroyo del Molino, excepto el Pabellón de Tenis, cuyas pistas 5 y 6 permanecen cerradas. El desbordamiento se produjo a las siete de la mañana y se procedió a cortar el suministro eléctrico, ya restablecido, la parte más afectada fueron las Oficinas Generales y el Pabellón de Tenis. Salvo esas pistas 5 y 6, el resto de las salas del Pabellón de Tenis están abiertas por lo que no se suspenden los cursillos que allí se desarrollan. En principio, en 48 horas se podría reestablecer el acceso a las pistas de tenis», informan desde el Grupo.

Los bomberos de Gijón trabajaron a destajo durante la madrugada para atender las numerosas llamadas de ciudadanos a los que se les inundaron garajes y sótanos, principalmente en la zona rural del concejo. Uno de los incidentes más graves se produjo a las siete de la mañana en la carretera de Veriña, cuando los efectivos del Servicio de Salvamento y Extinción de Incendios rescataron al ocupante de un vehículo que había quedado atrapado por el agua.

Según los datos aportados desde el área de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento, los bomberos intervinieron en once viviendas inundadas, en las parroquias de Cabueñes, Somió, Castiello, Santurio y Veriña.

«Ha habido incidencias durante toda la noche», anunciaba el concejal de Seguridad Ciudadana, Movilidad y Transportes, Esteban Aparicio, poco antes de acudir a una reunión de coordinación para la puesta en común de los problemas causados por la fuerte tromba de agua. El edil hacía estas declaraciones precisamente en una de las instalaciones más afectadas por las inundaciones del río Peñafrancia, la Escuela Politécnica de Ingeniería de Gijón.

«Enésima riada» en Fontaciera y Pinzales

En Pinzales y Fontaciera se repiten los problemas de cortes de carretera por acumulación de agua. Apenas quince días después de la segunda inundación sufrida este año, los vecinos de Fontaciera, Pinzales y otras zonas próximas al río Pinzales han tenido que hacer frente a la que califican de «enésima riada». Adán Gil, vecino de Fontaciera, asegura consternado que «nunca nos había pasado esto tres veces en un año, mucho menos en apenas mes y medio». El río, afirma, «ya se empieza a comer terreno de las fincas colindantes».

«La Confederación Hidrográfica del Cantábrico debe buscar una solución, el río tiene que dragarse y limpiarse cuanto antes», clama este vecino, que esta mañana tuvo que auxiliar a un vecino que se quedó atascado en el coche. «Los desagües de la carretera se taponan y cada vez que hay fuertes lluvias quedamos incomunicados», incide Javier Fernández Rionda, presidente de la Asociación de Vecinos de San Roque.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos