«Nunca olvidaré el sonido del golpe de la cabeza contra el suelo»

El conductor acusado de agredir a un peatón en La Arena declara en el juicio que se defendió, un extremo rechazado frontalmente por los testigos

Olaya Suárez
OLAYA SUÁREZGijón

«Se bajó del furgoneta y se fue directamente a por él, le dio un puñetazo sin mediar palabra y el hombre cayó a plomo, perdió el conocimiento y quedó con los ojos en blanco. Creí que estaba muerto». Una testigo que presenció la presunta agresión de un conductor a un peatón de 65 años en el barrio de La Arena manifestó durante el juicio que se ha celebrado este martes en el Penal 2 de Gijón que el acusado actuó con «una violencia descomunal». «Jamás olvidaré ese sonido tan brutal del golpe de la cabeza contra el suelo», dijo.

El herido permaneció durante un mes ingresado en el Hospital Central de Asturias debido a las lesiones neurológicas que sufrió y a día de hoy presenta secuelas que no le permiten desarrollar una vida de forma autónoma. El fiscal mantuvo la petición de tres años de prisión por el delito de lesiones para el conductor, que durante su declaración aseguró que empujó al peatón después de que este le amenazase con un paraguas, un extremo que fue rechazado de forma rotunda por las dos testigos de los hechos que comparecieron en la vista oral. «El conductor llevaba una furgoneta y no respetó el paso de cebra por el que iba a cruzar el hombre luego que resultó herido; cuando pasaba, el peatón le dio con la mano un golpe en la puerta de atrás como reprochándole que no parase. El conductor detuvo la furgoneta y se fue hacia él y le pegó un puñetazo en la cara. No hubo más», señaló una ciudadana que presenció los hechos ocurridos en la abril de 2016.

También intervino como testigo una mujer de 85 años que se disponía a cruzar por el paso de peatones en el mismo momento que la víctima. La testigo fue la única que manifestó que había visto al denunciante esgrimir el paraguas cuando se acercó el conductor. Lo dijo a renglón seguido de explicar que “era muy mayor y que tenía a veces lagunas de memoria”. Los policías que testificaron señalaron que esa misma testigo les había aportado esa misma versión el día del suceso.

Sobre lo ocurrido, la víctima aseguró no recordar nada. «No me acuerdo ni de los días anteriores, ni del día de los hechos ni de los días posteriores. Mis primeros recuerdos de esos días son ya en el hospital en Oviedo», manifestó ante el juez. Sí explicó que desde la agresión no es capaz «de hacer una vida normal yo solo». «No puedo por ejemplo conducir y no me atrevo a salir a la calle yo solo, sobre todo por los ruidos y por la gente, me da miedo», dijo. El juicio se reanudará el 18 de diciembre con la declaración de nuevos testigos.

Fotos

Vídeos