La obra de la nueva plaza del Polígono, «un disparate»

El presidente vecinal del Polígono señala a Arrieta uno de los desaguisados de la plaza.
El presidente vecinal del Polígono señala a Arrieta uno de los desaguisados de la plaza. / P. CITOULA

Los vecinos lamentan la baja calidad del material utilizado, con hormigón «donde salta la grava con el simple pasar de pies»

I. V. GIJÓN.

«Ha sido un disparate de obra desde el principio». Los vecinos del Polígono trasladaron ayer al concejal Manuel Arrieta su descontento con el acabado de la plazoleta ubicada entre las calles de Puerto de Somiedo y Puerto de Leitariegos, cuya adecuación como espacio público llevaban años demandando. Una de sus principales quejas tiene que ver con el hormigón utilizado como pavimento, de una calidad insuficiente. «No agarra, está muerto. Las escaleras ya se están descomponiendo y en los pasillos con el simple pasar de los pies la grava salta», señaló el presidente de la asociación de vecinos del barrio, Manuel Cañete, quien añadió que el hormigón que se desprende en forma de polvo «luego va para las casas».

Ayer se realizaron catas para determinar el estado de este material «y ver si hay que levantarlo todo o se puede subsanar». En principio será la misma constructora la que se haga cargo de estos arreglos, ya que la obra aún no ha sido «dada de paso» por el Ayuntamiento. Los vecinos, no obstante, desconfían de la capacidad de esta empresa para asumir esa tarea. «No nos parece la más válida, porque en todo momento vimos cómo trabajaba. Estaban todo el tiempo moviendo las cosas de acá para allá y algunos sitios los levantaron hasta tres veces».

La obra fue adjudicada a la empresa Benigno Díez González SL por 135.471 euros, un precio un 28% por debajo del de licitación.

Temas

Gijón

Fotos

Vídeos