Obras y Hacienda, las concejalías que más reducen sus fondos por la prórroga

Asfaltado de Juan Carlos I, una de las inversiones de 2017. /D. ARIENZA
Asfaltado de Juan Carlos I, una de las inversiones de 2017. / D. ARIENZA

Cada una manejará siete millones menos que en 2017, al no tener cabidalas inversiones ni la aportación a Gijón al Norte

Iván Villar
IVÁN VILLARGijón

Las concejalías de Manuel Arrieta (Mantenimiento y Obras) y Ana Braña (Hacienda, Organización Municipal y Empleo) son las que han registrado una mayor reducción de su presupuesto con respecto a 2017 como consecuencia de la prórroga, con 7,3 y 7,2 millones de euros menos, respectivamente. El decreto firmado en diciembre por la Alcaldía contempla para el conjunto del Ayuntamiento gastos por un importe de 202,1 millones de euros, que son 25,1 millones menos de los aprobados para el presupuesto del año pasado y 28,5 menos que la previsión que constaba en el borrador presupuestario para 2018 y que fue presentado en noviembre por el equipo de gobierno.

A la espera de lo que ocurra con la negociación de las primeras modificaciones presupuestarias o de un nuevo presupuesto completo, Mantenimiento y Obras inicia 2018 con una dotación de 29,7 millones de euros, frente a los 37,1 millones de hace un año. El mayor descenso se da en el programa de Gestión de Edificios y Patrimonio Municipal, que pierde 2,7 millones de euros (pasa de 7,2 a 4,5), correspondientes a inversiones. El año pasado esta cuenta incluía 1,5 millones de euros para las obras de Tabacalera y 100.000 para la nueva jefatura de la Policía Local, que no pueden prorrogarse pese a que en su proyecto para 2018 el equipo de gobierno planteaba dotar ambas actuaciones con 2,1 millones y 411.000 euros más, respectivamente. En 2017, además, dentro de ese programa hubo 1,1 millones para finalizar la reforma de la Escuela de Comercio, ya liquidada.

Dentro de la misma concejalía destaca también la reducción que sufre el programa de Vías Públicas Urbanas, que pasa de 5,2 a 3,1 millones de euros. Al igual que en el caso anterior, la diferencia es consecuencia de la imposibilidad de prorrogar el presupuesto para inversiones, que hace un año ascendía a dos millones de euros, con obras como la renovación del asfalto de Juan Carlos I, el nuevo puente ciclopeatonal a Nuevo Roces por encima de la ronda y la ampliación de la pasarela de Lloreda sobre la autopista ‘Y’. Para 2018 estaban previstas inversiones por 742.500 euros, de los que 479.000 serían para la segunda anualidad de esta última obra y otros 120.000 para un paso para peatones y ciclistas entre la carretera del Obispo y el camino de los Caleros, junto a los antiguos depósitos de agua.

El área que encabeza el concejal Manuel Arrieta también ve reducidos en 1,2 millones de euros los fondos para Zona Rural, de nuevo por la imposibilidad de prorrogar las inversiones que correspondían a varias actuaciones de pavimentación de caminos. Finalmente, el programa de Patrimonio Verde ha perdido 882.500 euros con respecto a 2017 y el de Alumbrado Público, 430.000, en ambos casos también correspondientes a las inversiones.

En la Concejalía de Hacienda, que tiene además las competencias en materia de personal y de programas de empleo, el presupuesto ha disminuido de 62 millones de euros a principios de 2017 a 54,8 con la prórroga. El principal motivo es la reducción a cero del programa de Política Económica y Fiscal, dotado hace un año con 5,8 millones de euros. Correspondían a los préstamos a largo plazo concedidos a la ZALIA (1,6 millones) y Gijón al Norte (4,2), que no pueden prorrogarse. En 2018 el Ayuntamiento debe hacer frente a compromisos con ambas administraciones por 1,6 y 2,8 millones de euros, respectivamente, que ahora carecen de dotación ante la ausencia de presupuesto.

Escuelas taller

Dentro de la misma concejalía se reduce en 1,1 millones de euros el programa de Formación y Empleo, en el que se enmarcan las escuelas taller. Al no haberse publicado aún la convocatoria regional de ayudas con la que se financian y «no conocer con certeza cuándo se iniciarán nuevos proyectos», no se ha podido prorrogar el dinero que debía destinarse a los sueldos de los profesores y los alumnos, al gasto corriente y a las inversiones asociadas a este programa.

El tercer departamento que más menguados ha visto sus fondos como consecuencia de la prórroga es la Concejalía de Actividad Económica y Desarrollo Urbanístico, que ha pasado de manejar 12,3 millones de euros a 7,1. El principal descenso corresponde a las ayudas para la rehabilitación de fachadas. La línea inició 2017 con 4,1 millones de euros, que en la prórroga han quedado reducidos a cero, pese a que en 2018 estaba previsto aumentar sus fondos a 6,1 millones.

En la Concejalía de Turismo, Deportes y Festejos la diferencia del presupuesto prorrogado con respecto al de 2017 es de 2,3 millones, al caerse las inversiones que había hace un año para instalaciones deportivas y el convenio de colaboración con el Sporting de 600.000, que en cualquier caso no aparecía en el proyecto para 2018, al darse por finalizado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos