El pozo de tormentas del Arbeyal arrancará en septiembre y se ejecutará en 22 meses

El pozo de tormentas del Arbeyal arrancará en septiembre y se ejecutará en 22 meses

El depósito que acabará con las inundaciones en La Calzada estará listo en el verano de 2020 e incluirá un aparcamiento subterráneo de 55 plazas

MARCOS MORO GIJÓN.

El pozo de tormentas del Arbeyal, la solución definitiva para acabar con los problemas periódicos de inundaciones en La Calzada, se iniciará el próximo septiembre con un plazo de ejecución de 22 meses. Dieciséis meses para la obra civil y seis más para la puesta en marcha y redacción del plan de ejecución y mantenimiento. Si no surge ningún contratiempo, el nuevo tanque regulador estará listo en el verano de 2020.

La Empresa Municipal de Aguas (EMA) no cumplirá finalmente su objetivo de tener adjudicada la construcción del depósito en Semana Santa, aunque ello no repercutirá en el arranque de los trabajos. Así está planificado deliberadamente para no interferir en la temporada de baños de la playa de El Arbeyal. De esta forma, si se cumplen los plazos previstos en el pliego de licitación, los usuarios de ese arenal y de la zona verde anexa a la sede de la EMA solo sufrirán las molestias derivadas de este tajo en el verano de 2019.

La presidenta de la EMA, la edil Ana Braña, y el gerente de la compañía municipal, Vidal Gago, llevarán el próximo lunes al consejo de administración el proyecto constructivo redactado por la firma Eptisa para su aprobación. En la misma reunión ambos pedirán también la autorización a los consejeros para sacar a licitación de forma inmediata las obras del pozo de tormentas para la zona oeste. El plazo de presentación de ofertas será de 40 días naturales contados desde la fecha de envío del anuncio del contrato al Diario de la Unión Europea (DUE).

El presupuesto del contrato marcará un récord en las inversiones realizadas hasta el momento por la EMA en la ciudad. Según recoge el pliego, la cuantía máxima de adjudicación será de 10.720.272 euros, o bien la baja que se ofrezca. Éste sería el importe total sin incluir el IVA que deberá soportar la empresa adjudicataria.

La memoria del proyecto constructivo del pozo de tormentas del Arbeyal define que en las inmediaciones de la avenida Príncipe de Asturias se interceptará el actual colector de la calle Brasil para reconducir sus aguas al interior del nuevo depósito regulador. Para ello se construirá una arqueta en cuyo interior se alojarán dos compuertas motorizadas con la finalidad de que ante una eventual situación de emergencia se pueda realizar un 'by-pass' del nuevo tanque. También se contempla la ejecución del nuevo colector, que discurre entre la nueva arqueta de conexión con el colector de la calle Brasil hasta la entrada del depósito.

El pozo de tormentas tendrá capacidad para almacenar en conjunto un volumen útil de 21.700 metros cúbicos y constará de diversas zonas diferenciadas: sistema de regulación/sectorización del canal de tiempo seco, primer aliviadero hacia volumen 1 de retención, segundo aliviadero hacia volumen 2 de retención, primer volumen de retención (1.910 metros cuadrados), segundo volumen de retención (2.880 metros cuadrados), aliviadero principal del tanque, compuertas de emergencia y nuevos colectores de salida del tanque del Arbeyal. El nuevo depósito del Arbeyal incorporará un aparcamiento subterráneo con 55 plazas donde se localizarán la sala de cuadros general de las instalaciones y el local donde se albergará el grupo electrógeno para el suministro eléctrico en caso de emergencia. El estacionamiento dispondrá de dos salidas de emergencia en superficie y cubiertas, dotadas con las escaleras de acceso. El proyecto también contempla la construcción de nuevas arquetas y colectores de alivio, así como de una edificación de mantenimiento en superficie un poco antes del Centro de Día. Tendrá una superficie construida de 117,15 metros cuadrados y dispondrá de una única estancia diáfana con un acceso cerrado con caja de escaleras a su interior. Se propone un acabado con piezas porcelánicas de diferentes colores, ancladas al cerramiento a través de perfilería oculta. Se le adosará un banco corrido ajardinado, revestido del mismo material de acabado que la fachada del edificio.

Se contempla la construcción de los accesos al nuevo parking subterráneo empleando los actuales accesos al aparcamiento situado bajo la sede de la EMA. Esta intervención llevará consigo demoliciones como la del estanque lateral existente en el edificio de la Empresa de Aguas. La cubierta de la nueva rampa será transitable de tal modo que permita la comunicación del parque con el paso exterior perimetral de la EMA.

Reposición de la urbanización

El pavimento de la explanada afectada por la construcción del depósito será repuesta en su totalidad tras las obras subterráneas, a excepción de las salidas de ventilación y renovación del aire (seis unidades), que quedarán integradas en una pavimentación de losas de hormigón en el entorno con el mismo concepto de ajardinamiento y banco corrido para poder servir de punto de descanso a los usuarios del parque.

Las palmeras afectadas serán repuestas en su totalidad. Se reubicará la zona de juegos del centro de día, se alterará el itinerario peatonal de acceso a la playa y se renovará el carril-bici.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos