Los ocho radares fijos 'cazaron' en lo que va de año a 18.153 conductores

Carteles que advierten de la presencia de radares fijos en la avenida de Oviedo, en dirección al centro. / DAMIÁN ARIENZA
Carteles que advierten de la presencia de radares fijos en la avenida de Oviedo, en dirección al centro. / DAMIÁN ARIENZA

Las infracciones por exceso de velocidad disminuyeron un 37,4% en los nueve años que los cinemómetros llevan instalados en el concejo

OLAYA SUÁREZ GIJÓN.

Los nueve radares fijos instalados en el concejo de Gijón cazaron a 18.153 conductores en los primeros siete meses del año. La palma se la lleva el cinemómetro de la avenida de Oviedo, con 6.738 sanciones impuestas desde el 1 de enero hasta el 31 de julio. El tramo de calzada comprendido entre la avenida de Salvador Allende (en Roces) y el entronque con la autovía del Cantábrico (Porceyo), con una limitación de 50 kilómetros por hora, es el que más infracciones de velocidad registra en la ciudad, con el 37,11% del total.

Le sigue de lejos el radar fijo de la carretera de Pola de Siero, a su paso por Ceares, con 3.615 sanciones. Los dos aparatos de medición de la velocidad en los accesos a Gijón desde la AS-II y la ronda de El Llano -en la que desemboca el tráfico de la autovía Minera y la del Cantábrico- se sitúan en cabeza en lo que a número de multas se refiere. El cinemómetro de la avenida de Justo del Castillo, sin embargo, pese a estar ubicado en otra de las principales vías de entrada a la ciudad, registró un número muy inferior: 1.024 multas. La razón hay que buscarla en la mayor concienciación de los conductores en ese tramo para no superar los 50 kilómetros por hora y la existencia de rotondas, lo que hace que los vehículos se vean obligados a pisar el freno antes de acceder a la vía.

Más noticias

Los cinco medidores restantes, repartidos por la ciudad, completan las 18.153 denuncias por exceso de velocidad de los siete primeros meses del año: 2.769 infractores detectadas en la avenida de Juan Carlos I (en la plaza de Máximo González); 1.337 en la avenida Príncipe de Asturias; 1.335 en la carretera Piles-Infanzón (Somió); 911 en la carretera Carbonera; y 424 en la avenida de Juan Carlos I a su paso por la plaza de La Habana.

Más velocidad, más accidentes

La velocidad excesiva está presente en más del 20% de los accidentes con víctimas, según las estadísticas de la Dirección General de Tráfico. Además, se estima que por cada kilómetro por hora que aumenta la velocidad, la accidentabilidad se incrementa en un 2%. En la Policía Local, de la que dependen los radares fijos del casco urbano, apuntan que el objetivo de los equipos medidores es «lograr unos índices de indisciplina mínimos, a la vez que reducir la velocidad».

Los cinemómetros fijos se pusieron en funcionamiento en julio de 2008 después de seis meses de prueba. Entre los ocho radares se incluía el instalado en la calle de Sanz Crespo, por entonces principal vía de entrada y salida de la ciudad. Con el corte de la vía dos años después por la construcción de la estación provisional de tren, el aparato fue trasladado a Somió para intentar poner freno a las carreras ilegales que de forma habitual tenían lugar en la zona.

El número de infracciones mensuales se redujo durante estos nueve años desde las 4.147 multas que se tramitaron los primeros meses de funcionamiento de los cinemómetros hasta las 2.593 sanciones que se denunciaron de media los primeros meses de este año. Es decir, que proporcionalmente hay 37,47% menos infractores por velocidad que hace nueve años cuando desde el área de Seguridad Ciudadana se pusieron en marcha las medidas de control permanentes.

Además de los radares fijos de la Policía Local, la Dirección General de Tráfico (DGT) tiene instalada en la autopista 'Y', justo antes de la glorieta de acceso por la avenida Portugal, uno de los radares que más excesos de velocidad detecta de todo el país. Solo en el año 2015 provocó que se interpusieran 13.622 multas en los 163 días que estuvo en funcionamiento. Durante los años 2011, 2012 y 2013 fue el cinemómetro que más infracciones detectó en toda España.

Fotos

Vídeos