La oferta de pisos turísticos llega a mil plazas en cinco meses y roza la plena ocupación

El mercadillo de la plaza Mayor es estos días uno de los atractivos para gijoneses y turistas. /ARNALDO GARCÍA
El mercadillo de la plaza Mayor es estos días uno de los atractivos para gijoneses y turistas. / ARNALDO GARCÍA

Cuatro de cada diez viviendas privadas con uso hotelero de la región están en Gijón, aunque solo el 60% tiene licencia en vigor

CHELO TUYA GIJÓN.

No son profesionales, pero superan ya a la suma de plazas en hostales, pensiones, apartamentos turísticos, albergue, viviendas vacacionales y casas de aldea abiertas en la ciudad. De hecho, en disponibilidad conforman ya la tercera opción de alojamiento, tras la de hoteles y campings. Tanto es así que, por cada cuatro plazas de hotel, hay una de ellas. Son las Viviendas de Uso Turístico (VUT), los pisos privados que particulares ponen al alquiler como opción para los visitantes. En julio, había 102. Hoy son ya 199. En total, mil plazas.

Así figura en el registro oficial del Principado. El instrumento puesto en marcha por la Consejería de Empleo, Industria y Turismo hace un año, como fórmula para evitar «el intrusismo y la competencia desleal» que el sector turístico asturiano decía generaba esta práctica.

Más información

Darse de alta en el registro implica una serie de obligaciones: disponer de célula de habitabilidad, tener licencia fiscal y un seguro de responsabilidad civil por un mínimo de 150.000 euros, además de tener permiso de la comunidad de vecinos para ejercer esta actividad y colocar una placa visible en el portal.

En estos días festivos, la hotelería solo logró alta tasa de reservas para el fin de semana

Un registro que, no obstante, no satisface ni a empresarios ni a los grupos de la oposición en la Junta General. Entienden, como defendió Ciudadanos en una moción, que no supone un control efectivo del cumplimiento de las normas. La petición de más personal para inspección y de mayor agilidad en la tramitación de los permisos recibió el apoyo del Parlamento, así como que los ayuntamientos más turísticos, como los de Gijón y Llanes que aglutinan el 56% de las VUT abiertas en Asturias, pudieran tener su propio control.

Sin embargo, en el tiempo que han durado los debates políticas la oferta se ha disparado, sin que el atasco en conceder autorizaciones en vigor se haya solventado. Si al iniciar el verano, solo 31 de los 102 propietarios que habían acudido al registro tenían permiso en vigor, de los 199, solo 61 tiene autorización vigente. El 60% restante se encuentra 'en tramitación'.

De hecho, las diferencias entre los datos del registro oficial y desde la principal plataforma de reserva por internet, Airbnb, siguen siendo dispares. Si en Gijón hay más viviendas inscritas, 199, que las que oferta la web, 172, en Oviedo la situación es al contrario: frente a las 52 VUT inscritas aparecen 101 pisos en alquiler turístico. Lo mismo ocurre en Llanes, con 80 VUT frente a 176 propietarios que alquilan sus viviendas como alojamiento turístico en internet.

Temporada alta

Una alta oferta disponibilidad que parece haber calado entre los turistas. «Vienes a Gijón en temporada alta. Te recomendamos que reserves pronto». Es el mensaje que la principal plataforma de reserva por internet lanzaba al intentar buscar alojamiento en la ciudad para el puente. Mientras los hoteles reconocían «solo buena ocupación para el fin de semana», los 173 alquileres disponibles en la plataforma digital estaban prácticamente copados. La tasa de ocupación llegó al 92%.

Porcentaje muy diferente del logrado por el sector turístico. Desde el camping de Deva, el mayor de la región, apuntaba que «no hay puente» y señalaba el éxito de los alojamientos «más cercanos a las pistas de esquí», los hoteles preveían superar el 80% de ocupación, pero solo durante el fin de semana.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos