La operación restablecerá la entrada a la ciudad por Sanz Crespo en forma de bulevar

M. M. GIJÓN.

La solución adoptada para cubrir las vías y ampliar la integración ferroviaria hasta La Calzada permitirá la consecución de varios hitos. En primer lugar, permitirá restablecer la entrada a la ciudad por Sanz Crespo a través de un nuevo bulevar que domesticará la velocidad del tráfico que circule por la zona. La construcción de la estación provisional de trenes en esta calle mantiene desde enero de 2010 inutilizado este otrora importante acceso al centro urbano.

También desaparecerá con la operación pactada a tres bandas el viaducto de Carlos Marx. Otro hito importante es que la avenida de Juan Carlos I en su entronque con la avenida Príncipe de Asturias ya no quedará 'estrangulado' sino que seguirá siendo de doble carril hacia El Cerillero, incluyendo la ampliación de la rotonda situada junto al centro comercial de La Calzada a la altura de la calle Bertolt Brecht.

El cubrimiento de las vías con una cubierta continua hacia el oeste permitirá la conexión peatonal entre los barrios de Moreda y Poniente. La definición de las cotas de las vías en el tramo soterrado añadido hasta La Calzada tendrá que concretarse en el estudio informativo para ese ámbito.

Asimismo, se posibilitará la ampliación del parque de Moreda, uno de los principales 'pulmones' de la zona oeste.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos