La oposición rechaza la compra de la sede histórica de la Autoridad Portuaria

Foro destaca su buen estado para albergar dependencias municipales y que «las dos partes estamos interesadas»

I. VILLAR GIJÓN.

Los planes del gobierno municipal para comprar por 2,9 millones de euros la sede histórica de la Autoridad Portuaria de Gijón en la calle Claudio Alvargonzález, para utilizarla como edificio administrativo, no convence a los grupos de la oposición. Todos ellos se manifestaron ayer en contra de esta operación, que consideran innecesaria y que algunos ven como una fórmula para sanear las cuentas del puerto a costa de las arcas municipales. El concejal de Urbanismo, Fernando Couto, consideró sin embargo que «por su ubicación, por el espacio que ofrece y por su tipología, sería interesante que un inmueble de carácter singular como éste pudiera ser patrimonio de los gijoneses».

El edil de Foro lamentó que los anteriores intentos del puerto de vender el edificio no hayan prosperado e indicó que, «una vez que ha fracasado la iniciativa privada, las dos partes estamos interesadas en que esto salga adelante». Añadió que los técnicos municipales ya han comprobado que «está en buen estado, encaja con nuestras necesidades y no sería necesario hacer ningún tipo de obra para que allí se puedan ubicar dependencias municipales».

Aunque Couto evitó referirse al uso concreto que se le daría, la intención del Ayuntamiento es trasladar allí todos los servicios de Urbanismo y Te-Crea, actualmente repartidos entre la Casa Rosada y el edificio Trinidad. En lo que respecta al precio, consideró que «siendo una cantidad de recursos importante, es algo que el Ayuntamiento puede abordar».

«No va en el presupuesto»

El portavoz municipal socialista, José María Pérez, reprochó no obstante que el gobierno municipal «presente una iniciativa como ésta a sabiendas de que no la han incluido en su proyecto de presupuestos para 2018, como tampoco han incluido la compra del campo de fútbol de Jove, a pesar de que existe un acuerdo plenario a favor de ella». Señaló que «antes de iniciar cualquier operación debemos ver qué recursos tiene la ciudad y qué cuestiones son prioritarias».

Indicó que, para su grupo municipal, «con respecto a las propiedades del puerto lo que tiene interés en este momento son los terrenos de Naval Gijón, y el campo de fútbol, que lo doy por hecho. Nada más». Pérez destacó la importancia de adquirir estos suelos para que el Ayuntamiento pueda impulsar su transformación . «Serviría para acabar el proceso de recuperación de la fachada marítima y para el desarrollo de nuevas actividades que se integren con el entorno residencial colindante».

Aún más crítico con esta posible compra se mostró el portavoz de Xixón Sí Puede, Mario Suárez del Fueyo, para quien «no sería más que una nueva operación de saneamiento de los pufos del puerto». Recordó que el Ayuntamiento ya pagó este año a la Autoridad Portuaria 1,3 millones de euros por la Quinta La Vega. «Indirectamente, lo que están haciendo es ayudar a sufragar sus deudas, cuando su misión no es esa, sino enriquecer la ciudad. No apoyamos en su momento comprar ese edificio, tampoco apoyamos comprar los campos de Jove por el precio que piden y ahora no vamos a apoyar que se compre la sede histórica del puerto».

«Una nueva idea feliz»

Una postura similar manifestaron los concejales del PP, para quienes «el Ayuntamiento no puede ser el 'comprador comodín' de todo lo que no logra vender el puerto». El edil González consideró que se trata de «una nueva idea feliz de Foro, una decisión atropellada que pretenden llevar a cabo sin consultar con el resto de la Corporación y llevar a la práctica a través de acuerdos tomados previamente en los despachos». Pedirá en la comisión de Hacienda información sobre las gestiones realizadas.

Tampoco el portavoz municipal de IU, Aurelio Martín, ve «nada clara» la operación y recordó que no debería abordarse una compra como ésta «sin conocer la situación financiera del Ayuntamiento a corto y largo plazo. Dicen que no hay dinero para muchas cosas, pero no paramos de adquirir compromisos como la nueva comisaría, la compra de Quinta La Vega y ahora esto».

José Carlos Fernández Sarasola, de Ciudadanos, pidió «evaluar antes todas las posibilidades» y consideró que «en vez de interesarse por comprar este edificio, el Ayuntamiento debería mediar para intentar sacar adelante el proyecto que había para hacer allí un hotel de cinco estrellas».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos