Orueta toma posesión como comandante naval

Carlos Orueta saluda a Javier Fernández en presencia de Fernando Brinquis. / Pablo Lorenzana

En compañía de Fernando Brinquis, oficial al que releva en el cargo, se entrevistó con el presidente del Principado

E. C.Gijón

El capitán de navío Carlos Orueta Lueje tomará el miércoles posesión como comandante naval de Gijón al relevar al también capitán de navío Fernando Brinquis Crespo, que ejerció el cargo durante los últimos cuatro años, el tiempo máximo que la Armada permite en un mismo destino. El nuevo comandante nació en Madrid, pero es de padres asturianos y ha estado muy vinculado a la región durante buena parte de su vida. Carlos Orueta se encuentra ya en el Principado, donde ayer visitó al presidente Javier Fernández.

La entrega de mando, prevista para el mediodía del miércoles, será intervenida por el almirante jefe comandante del Grupo de Acción Naval 1, con base en Ferrol, contralmirante Alfonso Pérez de Nanclares y Pérez de Acevedo.

Tras presentarse al presidente asturiano, Orueta expresó su deseo de gestión continuista de la desempeñada por Brinquis, así como la ilusión que le produce regresar al Principado como comandante naval. Por su parte, el ahora relevado destacó las funciones que aún realiza la Armada en su sede de Gijón, a pesar de que se ha reducido notablemente la dotación que tuvo antes de la creación de las capitanías marítimas, que gestionan ahora desde organismos civiles la administración de la mar, y de que ya no hay barco de la Armada con base permanente en El Musel.

Carlos Orueta Lueje nació en Madrid el 20 de diciembre de 1961, pero es hijo de asturianos, padre de Gijón y madre de Infiesto. Sus dos apellidos son bien conocidos en la ciudad y en la región. Orueta, porque un familiar suyo recibe honores en el nomenclátor como titular de una plaza que recuerda su aportación al desarrollo industrial. Lueje, por el familiar que marcó hitos en el montañismo, afición que el nuevo comandante ha heredado.

Su padre también fue oficial de la Armada, pero se retiró en 1961 para trabajar en la empresa privada. Carlos Orueta residió en Gijón entre los años 1973 y 1976, donde se había establecido su familia con el padre destinado en Oviedo.

En lo militar, ingresó en la Armada, en la Escuela Naval de Marín, en el año 1983, y estuvo destinado en unidades de la flota de distinto tipo y tamaño, en alguna de las cuales ejerció el mando.

Es Diplomado de Estado Mayor y en los últimos siete años ha estado destinado en la Jefatura de Apoyo Logístico, en la Dirección de Sostenimiento.

Fotos

Vídeos