Palmas de alegría para los padrinos

Isabel Álvarez coloca un arreglo de flores secas en una palma. / AURELIO FLÓREZ
Isabel Álvarez coloca un arreglo de flores secas en una palma. / AURELIO FLÓREZ

Las floristerías mantienen la tradición, pero ofrecen diseños más novedosos | Los clientes demandan creaciones más actuales, que incorporan arreglos de flores secas, muñecos y hasta imanes para colgarlas en la nevera

P. LAMADRID GIJÓN.

La tradición de entregar las palmas a los padrinos no se ha perdido, pero los diseños se han adaptado a los tiempos. Buena prueba de ello es la variedad que ofrecen las floristerías de la ciudad, que días antes del Domingo de Ramos casi habían agotado las existencias. «Estamos desbordadas», señala sonriente Isabel Álvarez, propietaria de Doña Cúrcuma, que prepara los ornamentos mano a mano con Vanesa Menéndez. Para esta Semana Santa encargó 250 palmas a un proveedor local, que luego se encargó de decorar para ofrecer unas propuestas que mantienen la esencia, pero añaden detalles novedosos. Los arreglos con flores secas y laurel son opciones del agrado de su clientela.

Gracias a su sencillez, estas palmas son «unisex», como apunta su propia creadora. No obstante, asegura que los pequeños de la casa suelen optar por las rizadas para regalar a sus madrinas, mientras que los padrinos reciben, por lo habitual, las lisas o picas. «Y cuanto más grandes, mejor», añade Álvarez en alusión a las preferencias de sus jóvenes compradores. Para que las palmas estén en el mejor estado posible el Domingo de Ramos, la florista las conserva en sus fundas. De este modo, no se secan. «Recomienda colgar la palma en el balcón y retirar las flores, que pueden utilizarse para decorar otro espacio de la casa», señala.

En cuanto al precio, las creaciones de esta floristería cuestan entre cinco y 25 euros. Pero no todos los clientes optan por las palmas. Los hay que se inclinan por ramos y plantas. «También nos piden laurel, que decoramos con flores secas», añade. En torno a un millar de palmas procedentes de Elche despacha cada año Noki Floristas. «Las fabrican allí artesanos palmeros. Unas las compramos ya tejidas y otras las trenzamos nosotros», explica Iván de la Fuente, propietario del comercio. Su objetivo es ofrecer diseños diferentes a los convencionales, «sin perder la forma clásica». En este negocio familiar añaden, por ejemplo, imanes para poder colocar los ramos en la nevera. O enganches para colgarlos del retrovisor del coche.

Más información

Cestas de Pascua

Incluso confeccionan palmas de reducido tamaño para adosarlas a una figura de madera. Para aquellos que no quieren estar pendientes de mantener en buenas condiciones el obsequio, la solución ideal es «el palmito seco con espigas y un muñeco». En los últimos años las preferencias de los clientes han hecho crecer la demanda de ramos naturales y cestas de plantas para regalar a los padrinos y las madrinas.

«Les metemos motivos relacionados con la Pascua, como conejitos o huevos», señala el florista, que al terminar esta Semana Santa ya se pondrá manos a la obra para buscar nuevas ideas para el próximo año. La campaña del presente no se ha dado mal y a la jornada de hoy llegan «sin existencias».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos