El parque de Isabel la Católica de Gijón estrena la regulación que prohíbe conciertos y mercadillos

El parque de Isabel la Católica de Gijón estrena la regulación que prohíbe conciertos y mercadillos

Entra en vigor el plan de gestión del parque, que penaliza hacer volar drones y soltar tortugas, y solo autoriza pequeños eventos sin ruido

MARCOS MORO GIJÓN.

El parque de Isabel la Católica de Gijón ha estrenado la regulación que diferencia por primera vez entre usos autorizables y prohibidos en el espacio verde más representativo de la ciudad. La publicación ayer en el Boletín Oficial del Principado de Asturias (BOPA) del plan de uso y gestión supone la entrada en vigor del documento por el que se limitan a partir de ahora mucho las actividades permitidas en el interior del parque, que también es núcleo zoológico.

En su redacción final este plan ha eliminado la organización de ferias y mercadillos entre los usos admitidos, que se suma a la prohibición de realizar conciertos y la utilización de altavoces o de cualquier medio que produzca sonido amplificado. De esta forma se restringe de forma importante la celebración de actividades comerciales vinculadas al ocio y el tiempo libre, que en última instancia deberán contar con autorización expresa del servicio municipal responsable de la gestión de Isabel la Católica. El documento enuncia que solo pueden tener cabida «eventos de pequeña entidad que no generen ruido ni produzcan daños o deterioros en cualquier elemento físico o natural del parque».

Usos autorizables
Se podrán organizar eventos de pequeña entidad que no produzcan ruido ni generen daños al entorno natural, además de actividades educativas, culturales y científicas.
Usos prohibidos
No se podrán utilizar drones ni cometas. Tampoco cazar, pescar, acampar, liberar animales, así como recolectar piñas, frutos y plumas de aves.
Especies invasoras
Se proponen medidas para controlar y erradicar tortugas y cangrejos rojos .

Citas como el campeonato de España de Food Trucks o el Festival Central Park, que tuvieron una única edición en 2016, ya no tendrían encaje con arreglo al nuevo plan. Por eso, sus promotores, que son los mismos de Metrópoli y Gijón Life, decidieron el año pasado llevar ambos eventos a Santander, ciudad en la que no obstante tampoco repetirán.

Entre los usos autorizables también se encuentran las actividades educativas y culturales desarrolladas dentro de la programación municipal o aquellas otras que en su caso se permitan. Asimismo, en este grupo figuran las visitas e itinerarios escolares, las actividades comerciales que estén expresamente autorizadas por el Ayuntamiento (cafetería, puestos de venta ambulante...) y actividades relacionadas con fines científicos en las que los investigadores deberán comunicar al Consistorio los resultados de su trabajo y remitir una copia de los estudios y publicaciones.

El catálogo de actividades permitidas en el parque también viene detallado, al igual que los usos prohibidos. Entre estos últimos figuran la utilización de cometas y las actividades con juegos teledirigidos (coches, motos, lanchas, drones). Están al mismo nivel de prohibición que el acceso a la pradería de ribera de los estanques, el baño en cualquier lámina de agua, la caza y la pesca, el abandono de basuras, liberar animales, el tránsito o aparcamiento de vehículos, hacer fuego y acampar o pernoctar. Lo que se penaliza es cualquier actividad que genere ruido y perturbe la tranquilidad del resto de usuarios y de las aves y del resto de fauna del emblemático parque.

Más información

Capítulo aparte merecen las medidas de control o erradicación que propone adoptar para especies faunísticas exóticas invasoras como la tortuga de Florida o el cangrejo rojo.

Los grupos de la oposición, empezando por Ciudadanos -que fue quien llevó la propuesta de elaboración de este plan al Pleno-, critican que la entrada en vigor de la regulación no lleve aparejadas inversiones de adecuación y mejora. También consideran una carencia el que no cuente con un régimen sancionador propio y que ante posibles infracciones se aplique la normativa general y ordenanzas municipales existentes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos