Los partidos piden la misma celeridad para la depuradora

M. M. C. / M. M. GIJÓN.

Ciudadanos, Izquierda Unida y Xixón Sí Puede coincidieron ayer en reclamar la misma celeridad para solventar la parálisis judicial en la que se encuentra la depuradora del Este que la que tuvo la planta regasificadora de El Musel. Los más críticos fueron Aurelio Martín (IU) y David Alonso (Xixón Sí Puede), que creen que pueden más los intereses económicos o de sectores productivos que los medioambientales. Martín apuntó que «ojalá este tipo de flexibilidades se puedan tener en cuenta en aquellos asuntos con más interés para Gijón que la regasificadora», porque considera muy grave que «la mayor parte de la ciudad esté vertiendo aguas al Cantábrico sin depurar».

David Alonso mostró su esperanza en que «sean tan consecuentes con el medio ambiente como lo han sido para los sectores productivos». No obstante, considera que se debe explicar a qué se va a dedicar la regasificadora y la planificación existente para que sirva de almacenamiento de gas es, en su opinión, «jocosa». «Estamos entristecidos y asombrados por la prisa que se han dado, mientras que con la depuradora, que es más importante de solucionar, parece que no pasa nada porque un tubo vierta directamente al mar».

José Carlos Fernández Sarasola (Ciudadanos) sí se alegra por una decisión judicial que «permite la legalización de la planta y que se ponga en uso. Nos parece estupendo». Sobre la cuestión de que sirva para almacenamiento, indica que «al menos tiene uso». Finalmente, apunta que «debería hacerse lo mismo con la depuradora del Este, aunque hay que hablar con los vecinos».

Fotos

Vídeos