Declaran desierto el concurso para la pasarela peatonal a Nuevo Roces

Final del camino del Arbesú, desde donde saldría la pasarela sobre la ronda, con el barrio de Nuevo Roces al fondo.
Final del camino del Arbesú, desde donde saldría la pasarela sobre la ronda, con el barrio de Nuevo Roces al fondo. / I. V.

Uno de los licitantes anuncia que recurrirá la decisión y advierte de que puede retrasar seis meses el inicio de la obra

I. VILLAR / M. MORO GIJÓN.

El Ayuntamiento de Gijón ha declarado desierto el concurso para el diseño y construcción de una pasarela de acceso a Nuevo Roces para peatones y bicicletas, una de las principales reclamaciones del barrio y que fue la propuesta más votada en la primera edición de los presupuestos participativos. Una de las dos empresas que se habían postulado para hacerse con esta obra ya ha anunciado que recurrirá por la vía administrativa el acuerdo de la mesa de contratación, ratificado ayer por la Alcaldía. Advierte además de que los trámites que serían necesarios para impulsar una nueva licitación podrían demorar su construcción medio año más.

Más información

La obra salió a concurso el 24 de noviembre, con un presupuesto de 600.000 euros. Su objeto era el diseño y construcción de una pasarela de madera que, previo montaje en las instalaciones de la empresa que resultra adjudicataria, sería colocada sobre la ronda, conectando el extremo final del camín de Arbesú con el carril-bici que rodea la zona verde ubicada junto a la escuela infantil de Nuevo Roces. La principal dificultad técnica que debería resolver la constructora sería salvar la diferencia de alturas que existe a uno y otro lado de la A-8, que obligaría a la construcción de «importantes rampas de acceso» en ambos extremos de la pasarela.

Se recibieron dos ofertas, una de las cuales, de Sinergia Desarrollos de Ingeniería, fue rechazada inicialmente por no aportar documentación relacionada con su solvencia técnica y financiera. Quedó como única licitante la unión temporal de empresas formada por Media Madera Ingenieros Consultores y Urinci, a la que se exigió la presentación del sello PEFC sobre gestión sostenible de la madera. La UTE asegura que el único socio que no la tiene es Urinci, pero que sus tareas en la obra se limitarían a la cimentación y no a la madera.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos