Pastor y De la Serna abren el viernes la edición número 61 de la Feria

Alvaro Muñiz, Juan José Piniella y Esteban Aparicio. / AURELIO FLÓREZ

El discurso de apertura correrá a cargo del presidente del Principado en una cita que tendrá un recuerdo para el fallecido Elías García

CH. TUYA / P. LAMADRID GIJÓN.

Hubo años, muchos, que generaron queja, sin ministros en la jornada inaugural. Para su LXI edición, la Feria Internacional de Muestras de Asturias (Fidma) contará con doble representación estatal: la presidenta del Congreso, Ana Pastor, y el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna. La tercera autoridad del país cederá, no obstante, el discurso de apertura al presidente regional. Será Javier Fernández el último en tomar la palabra y dar por inaugurada la cita que, hasta el 20 de agosto, convertirá al recinto ferial Luis Adaro en el epicentro político, empresarial y social de la región.

Después de hacer encaje de bolillos con las agendas de Pastor y De la Serna, que «desde el principio», según fuentes oficiales, se mostraron «encantados» con asistir a la inauguración, el equipo de la Cámara de Comercio, Industria y Navegación de Gijón ultima los detalles de una edición en la que habrá un emotivo recuerdo para Elías García.

El repentino fallecimiento, el pasado 26 de junio, del director de Coordinación y Relaciones Externas de la Cámara, de tan solo 44 años, ha marcado un certamen del que él era cuerpo y alma. Una impronta que quedará reflejada en los discursos inaugurales, donde se recordará de forma cariñosa su figura y la importancia de su trabajo en una entidad a la que llegó en 1999.

Transporte a la Fidma

Como ya adelantó EL COMERCIO, una de las novedades de la LXI edición de la Fidma será la puesta en marcha de autobuses lanzadera entre el recinto ferial y la parcela del campus universitario anexa a la avenida de Albert Einstein donde tuvo lugar, en 2011, la Semana Negra. El gerente de la Empresa Municipal de Transportes Urbanos (EMTUSA), Juan José Piniella, señaló ayer que, debido a la premura con la que se ha organizado este servicio, «no será posible contar con un carril reservado para los autobuses». De modo que tendrán que compartir la vía con el resto de vehículos. Para evitar problemas, los agentes de la Policía Local se encargarán de controlar la ruta.

Los autobuses lanzadera, que serán gratuitos, tienen el objetivo de facilitar el acceso de los visitantes al recinto ferial. Podrán dejar sus vehículos en la parcela del campus, que funcionará como aparcamiento disuasorio. Piniella explicó que no se han establecido unas frecuencias determinadas para la salida y llegada de estos autobuses, sino que se habilitarán «en función de la demanda». En cualquier caso, aseguró que los viajeros no tendrán que esperar «más de diez minutos».

Por su parte, el director de Actividad Ferial de la Cámara de Comercio de Gijón, Álvaro Muñiz, se mostró satisfecho por la iniciativa, que busca, sobre todo, mejorar la conexión de los visitantes que llegan desde otros puntos de Asturias y España. «Un tercio del presupuesto de la Feria lo pone la visita», lo que supone una cantidad cercana a los 700.000 euros, por lo que este servicio era muy necesario, subrayó. Asimismo, Muñiz indicó que habrá personal en la parcela para informar a los usuarios y organizar el estacionamiento de los vehículos, de manera que el aprovechamiento del espacio sea óptimo.

El concejal de Seguridad Ciudadana y Movilidad, Esteban Aparicio, también hizo referencia al acuerdo adoptado con las cooperativas de taxi, que contarán con una parada en el entorno del recinto ferial. «Para que todos los servicios públicos estén representados», apuntó.

Fotos

Vídeos