Pega al dueño de una sidrería de Magnus Blikstad y a los policías que intervinieron

Pega al dueño de una sidrería de Magnus Blikstad y a los policías que intervinieron

O. S. GIJÓN.

Cenó, «bebió copiosamente» y antes de abandonar el establecimiento se dedicó a enfrentarse con el resto de clientes y con el propietario del negocio, quien acabó por llamar a la Policía Nacional al ver la violencia con la que actuaba el cliente. Los hechos tuvieron lugar en una sidrería de la calle de Magnus Blikstad. El hombre, de 36 años y vecino de Oviedo, acabó detenido. «Mostraba un elevado estado de agitación y agresividad; al tratar de calmarlo acometió a los policías, fuera de sí, mascullando palabras ininteligibles», explicaron desde la Comisaría, a donde fue conducido por un delito de atentado.

El viernes, hacia las diez de la noche, fue arrestado otro ciudadano, de 38 años, que fue sorprendido cuando intentaba forzar con una cizalla la puerta de un almacén de Cimavilla. Los agentes fueron alertados por un vecino y cuando se personaron en el lugar el presunto delincuente intentó huir. Esta persona contaba con once detenciones anteriores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos