«Ni le pegué ni la insulté, solo fui a por mi hijo porque llevaba en una sidrería seis horas y su madre estaba bebida»

El autor del crimen de Paz Fernández Borrego, Javier Ledo, declara por videoconferencia desde la carcel de Mansilla de las Mulas como acusado de malos tratos a su expareja
La sala del Penal de Avilés. / MARIETA

El autor del crimen de Paz Fernández Borrego, Javier Ledo, declara por videoconferencia desde la carcel de Mansilla de las Mulas como acusado de malos tratos a su expareja

Olaya Suárez
OLAYA SUÁREZGijón

«Ni le pegué ni la insulté, solo fui a por mi hijo porque llevaba en una sidrería seis horas y su madre estaba bebida». Javier Ledo Ovide declaró hoy por vídeoconferencia desde la cárcel leonesa de Mansilla de las Mulas como acusado de malos tratos a su excompañera sentimental, también procesada por injurias leves. El juicio se celebró en el Penal número 2 de Avilés, por un episodio ocurrido en febrero de 2017 en una sidrería de Navia.

La fiscal solicita para Ledo Ovide una condena de dos años de cárcel. Desde hace tres meses cumple prisión preventiva como autor del crimen de la gijonesa Paz Fernández Borrego. Durante su declaración de hoy negó haber agredido a su ex pareja, un extremo ratificado por su propia hermana, quien compareció en calidad de testigo.

Su excompañera se acogió a su derecho a no declarar y no aportó versión alguna de lo ocurrido. Sí lo hizo un agente de la Guardia Civil de Navia, quien relató en la sala de vistas que la mujer «se personó ese día por la noche en el cuartel y dijo: 'Detenedme que soy una mala madre'». A su juicio, «se encontraba bajo la influencia del alcohol, alterada y con cambios de humor».

El juicio ha quedado visto para sentencia. En abril, pocos días después de ser detenido como supuesto autor del crimen de Paz Borrego, Javier Ledo aceptó nueve meses de cárcel por quebrantar la orden cautelar de alejamiento hacia su expareja.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos