«Tenemos penas de entidad para no necesitar la prisión permanente»

Victoria Ortega.
/J. PETEIRO
Victoria Ortega. / J. PETEIRO

«Hay gente que hasta insulta a los abogados, pero no defendemos delitos sino a personas acusadas o investigadas» Victoria Ortega. Presidenta del Consejo General de la Abogacía Española

MARCO MENÉNDEZ GIJÓN.

Victoria Ortega (Palencia, 1958), presidenta del Consejo General de la Abogacía Española desde enero de 2016, estuvo ayer en Gijón para participar en las III Jornadas sobre nuevas tecnologías en el gobierno y gestión de los colegios de abogados, que terminan hoy en el recinto ferial Luis Adaro. El colectivo debe afrontar varios retos, pero también una imagen cada vez más deteriorada por muchos casos mediáticos en los que los letrados de los acusados están siendo muy criticados por la sociedad.

-¿Qué abordan en estas jornadas?

-Es una reunión de los colegios de abogados, los consejos autonómicos y el consejo general. Se trata de hacer un análisis en el ámbito tecnológico y ver cómo los colegios deben actuar para dar respuestas a las necesidades que tienen. Las tecnologías avanzan muy rápido y hemos de tratar asuntos como la protección de datos o la ciberseguridad.

-Es un tema que está muy de actualidad después de lo que le pasó a Facebook...

-Sí. Son cosas que hace unos años eran impensables y hoy son imprescindibles.

-Uno de los problemas que tenían era con LexNet, la aplicación que usan para los asuntos jurídicos. ¿Se ha solucionado?

-Ha habido problemas en su funcionamiento. En un principio, solicitamos que no se pusiera en marcha de forma exclusiva, sino que fuera compatible con el papel hasta que funcionara correctamente. El ministerio no nos hizo caso y esperamos que se perfeccione y funcione bien. Pero exige una serie de medidas en las que se está trabajando con lentitud. Confiamos en que llegue a tener el funcionamiento deseable. Pero también es importante la interoperatividad de los sistemas, porque hay comunidades que tienen otro diferente y no se hablan entre sí. Lo que pretendemos es que solo quede el que mejor funcione.

-El Consejo General de la Abogacía tiene en marcha un plan estratégico para mejorar la profesión. ¿En qué grado de desarrollo está?

-En enero rendimos cuentas del trabajo realizado el año pasado. Es un plan para cuatro años y cada año se abre una nueva medida. Lo que pretendemos es tener una abogacía avanzada y con una tecnología solvente. De momento, evoluciona bien y los compañeros se han implicado mucho.

El ejemplo de los médicos

-Últimamente, los abogados están viendo deteriorada su imagen por casos muy mediáticos. Incluso a uno, el que defiende a la 'manada', se le concedió en Gijón un 'antipremio'. ¿Les preocupa?

-Es algo más que estar cuestionados por la sociedad. Hay gente que hasta nos insulta, como al abogado de oficio en el caso de la muerte del niño Gabriel. La abogacía no defiende delitos, sino a personas acusadas o investigadas. El Estado de Derecho defiende a las personas con independencia de los hechos. Por ejemplo, en medicina, a ningún médico se le ocurriría no curar a una persona por su conducta. El castigo se legitima con un juicio justo y para ello tiene que haber una defensa. Es una exigencia básica del Estado de Derecho, una obligación vital.

-Ahora también está de actualidad la polémica sobre la posible eliminación de la pena de prisión permanente revisable. ¿Qué le parece?

-Cuando se reguló ya presentamos una serie de alegaciones y no nos mostramos conformes con ella por entender que está demostrado que no reduce la criminalidad, además de que va en contra de la finalidad que tiene la pena, que no es la venganza sino la rehabilitación y la reinserción. Se dice que la hay en otros países, pero no hay que tener en consideración solo la prisión permanente revisable sino el conjunto de las penas del país. Nosotros tenemos un sistema con penas de entidad para que no sea necesaria. Tampoco creo que proceda ampliar los tipos delictivos a los que se aplique. Pero todo esto desde el respeto a quienes tienen una opinión contraria y a las víctimas.

-Otro asunto que les preocupa es el turno de oficio. ¿Está en vías de solución?

-Había dos aspectos. Uno era que hubiera una mediana puntualidad en el abono y otro que las cantidades fueran dignas. Pero no igualando a la baja a todas las regiones. Se ha avanzado mucho en la puntualidad y el ministerio admitió que el abono fuera con carácter mensual. Ahora, para la actualización de las cantidades tenemos que confiar.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos