Los pequeños agricultores de Montevil recogen sus frutos

Los pequeños alumnos de la escuela infantil cuidaron de geranios, aloe vera y otras plantas. / E. C.
Los pequeños alumnos de la escuela infantil cuidaron de geranios, aloe vera y otras plantas. / E. C.

La escuela infantil del barrio destaca el «alto grado de implicación» de los niños a la hora de elaborar un huerto urbano en el centro

Ó. PANDIELLO GIJÓN.

Los más pequeños de Montevil ya saben de primera mano lo que es cultivar, alimentar y ver crecer la vida frente a ellos. Así se decidió en la escuela infantil del barrio con un proyecto cada vez más socorrido en las primeras etapas educativas: la creación y mantenimiento de un pequeño huerto urbano. En este caso, el centro bautizó el experimento como el 'Huertín de Montevil' y, a lo largo de los últimos meses, contó con la implicación de todos los estamentos del centro. Desde padres y madres hasta el profesorado. «La valoración del proyecto es muy positiva para los niños y niñas. Es un pequeño acercamiento al conocimiento de la naturaleza, cultivo de alimentos y comida saludable», sostienen desde el centro.

El proyecto, que espera mantenerse en el colegio de cara al futuro, tiene como objetivo familiarizar a los pequeños con el mundo agrícola, muchas veces relegado a un segundo plano en la ciudad, y, asimismo, hacerles partícipes de la evolución de los vegetales que se plantaron, ya fueran hortalizas o flores ornamentales. Las tareas a las que se enfrentaron a diario fueron diversas: «Sembrando las plantas, regando a diario, manipulando y experimentando tanto con la tierra como con los alimentos cultivados». Todo ello, asimismo, bajo una perspectiva lúdica, ya que el trabajo con la tierra y la diversión pueden ir de la mano. Como fue el caso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos