Perera: «Con las ferias taurinas de buena salud no podrán»

A. S.

Miguel Ángel Perera nació en Puebla del Prior, un municipio de la provincia de Badajoz, hace 33 años. El extremeño, debutó en el año 2002, en San Sebastián y, desde entonces, se situado entre los toreros más importantes del país, tras descubrir que el secreto está en «la dedicación única y exclusiva a la profesión, con todo lo que ello implica: sacrificio, tesón, afición, constancia y entrenamiento». En definitiva, «vivir por y para tu oficio». Tomó la alternativa un par de años después, en 2004, de la mano de El Juli, con quien compartió cartel ayer. Ahora, después de tantos años delante del toro él sabe mejor que nadie lo que eso significa. «Es difícil pensar en algo concreto en ese momento. Estás metido en la faena y solo estás pensando en lo que tienes delante para hacerlo lo mejor posible y descubrir las virtudes del toro», explicaba.

Un matador que asegura que «las malas gestiones políticas» han dejado que los antitaurinos se «apuntasen un tanto», pero está más que convencido que «con las ferias que gozan de salud taurina, no podrán nunca».

Fotos

Vídeos