Más de mil personas para cinco puestos

Los candidatos aguardan al comienzo de la prueba en el pabellón Asturias del recinto ferial Luis Adaro. / FOTOS: ARNALDO GARCÍA

El recinto ferial Luis Adaro se llena en la prueba de selección para trabajar en la EMA | Los aspirantes lamentaron el poco tiempo que hubo para prepararse aunque calificaron el examen de «fácil»

ÓSCAR PANDIELLO GIJÓN.

Pese al incesante frío y a la gran cantidad de personas que acudieron a la cita -figuraban inscritos cerca de 2.200 aspirantes aunque finalmente asistieron más de mil-, la ilusión y las ganas por conseguir un puesto de trabajo fueron las notas dominantes en la mañana de ayer en el recinto ferial Luis Adaro. Las largas colas, que ya rodeaban el pabellón Asturias desde las 9.30 horas, reflejaban la gran expectación que se generó en torno a la convocatoria de cinco puestos de administrativo en la Empresa Municipal de Aguas (EMA).

Entre los aspirantes, hombres y mujeres con titulación muy diversa -desde quienes contaban con estudios de Secundaria hasta licenciados universitarios- que se enfrentaron a una prueba eliminatoria: un examen tipo test que servirá de criba. «Yo estaba estudiando en una academia y me avisaron de la oportunidad, por eso me apunté. Es la primera vez que vengo a una convocatoria de este tipo y ando un poco nervioso», señalaba Daniel Loureda. En su caso, estudió Formación Profesional, Dirección de Alojamiento Turístico. Y, para prepararse, estudió durante un mes «los certificados ISO, las leyes de reducción de riesgos y los paquetes informáticos», enumera.

El examen consistió en una primera prueba de «conocimientos específicos», con un valor máximo de cuarenta puntos y una segunda parte tipo test en la que se comprobaron las «aptitudes psicotécnicas» de los candidatos. Esta segunda mitad podía añadir hasta un máximo de diez puntos. «Yo también me enteré a través de una academia. La verdad es que todo fue muy rápido: desde que salió la convocatoria hasta que se publicó la fecha del examen apenas hubo un mes», añadía Aydee Hurtado. Esta falta de tiempo a la que aludía esta doctora en Económicas fue una observación habitual entre los aspirantes.

Satisfacción tras la prueba

A la salida del examen, la sensación generalizada era de satisfacción. «Si lo traías preparado era fácil», resumió uno de los candidatos al abandonar el recinto. La gran cantidad de aspirantes, sin embargo, templó los ánimos tras la prueba, que entrará en su tercera fase de criba a partir de la semana que viene.

«La prueba ha ido bien, hay que agradecer la participación tan amplia y las ganas de trabajar en nuestra empresa. Han asistido, aproximadamente, 1.200 o 1.300 personas», dijo tras el examen el gerente de la EMA, Vidal Gago. Además de los cinco puestos laborales, se creará una bolsa de trabajo temporal para cuarenta personas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos