«Es perverso que la banca pueda vetar al Ayuntamiento en la Fundación Cajastur»

I. VILLAR GIJÓN.

La negativa de la Fundación Cajastur a nombrar como representante del Ayuntamiento de Gijón en su patronato a la abogada Marta Rodil ha sido objeto en los últimos meses de un conflicto institucional en el que Xixón Sí Puede se ha mostrado especialmente beligerante, batallando al mismo lado que el gobierno municipal.

-¿El nombre de Marta Rodil fue una imposición de Podemos a Foro?

-Al Ayuntamiento le correspondía nombrar a un representante en el patronato de la Fundación Cajastur. Y nosotros propusimos para ello a una profesional del mundo de la judicatura, que era impecable desde cualquier punto de vista. Tiene prestigio profesional y en la ciudad se ha caracterizado por defender no solo a los trabajadores, sino también a las empresas. Suponemos que Foro consultó a juristas también de prestigio y asumió nuestra propuesta para llevarla al Pleno. No fue ninguna imposición, sino que consideraron que sería una buena representante de la ciudadanía de Gijón. Lo que nunca pensamos es que una persona aprobada por el Ayuntamiento de Gijón iba a ser vetada por Liberbank.

-Podemos ha impulsado una importante campaña de denuncia y el Ayuntamiento ya ha llegado hasta los tribunales. ¿Es para tanto?

-Nos venimos preguntando desde entonces qué tendrá que ocultar Liberbank para que no querer en la fundación a una persona que no incurre en ninguna incompatibilidad con sus estatutos. Nos preocupa. Y nos preocupa más aún que en esto coincidan el PSOE y el PP. Nos retrotrae a la historia de Asturias de los últimos 30 años, cuando la caja de todos los asturianos fue utilizada como eje de todas las movidas políticas que se dieron en la región. Durante ese tiempo fue el epicentro de todos los movimientos políticos, y con eso me refiero a los partidos tradicionales y a todos aquellos a los que subvencionó. Nos tememos que detrás de este veto hay un miedo de Liberbank a que se sepa exactamente cómo están los fondos inmobiliarios y artísticos que le corresponderían a la ciudad como fundadora de Cajastur.

-¿Y no hay opción de proponer otro nombre?

-Es una cuestión de dignidad. El ayuntamiento más importante de Asturias, y el único que tiene representación en Cajastur, nombra a su representante y tiene que ser ese. No hay lugar para que la banca lo vete. Creo que plantear, como hacen Liberbank, el PSOE o Ciudadanos, que busquemos a otra persona es perverso. No puede ser que un banco que fue de los asturianos marque los designios de la ciudad y decida qué tiene que hacer el Ayuntamiento. Sus representantes, fuera Santiago Martínez Argüelles o quien fuera, jamás fueron vetados.

Fotos

Vídeos