Pesca impulsa un acuerdo de buenas prácticas para crear «empleo decente»

Alberto López García-Asenjo, en el centro, en los momentos previos a su conferencia. / PALOMA UCHA

García-Asenjo defiende un equilibrio entre la acuicultura y la pesca extractiva que propicie un abastecimiento del mercado sostenible

E. C. LUANCO.

El secretario general de Pesca de España, Alberto López García-Asenjo, anunció ayer en Luanco que su departamento impulsa la creación de un consejo de asuntos sociales para «garantizar un empleo decente» en el sector. Así lo indicó en el transcurso de una conferencia sobre el papel del sector en el 'Crecimiento Azul' organizada por la Fundación Philippe Cousteau. Se trataría de alcanzar un acuerdo de «buenas prácticas de empleabilidad» en el que espera involucrar a los empresarios. «No se puede confiar la rentabilidad exclusivamente a sueldos que, según hemos podido comprobar, en algunos casos apenas llegan a los 400 euros», advirtió.

Los armadores, según García-Asenjo, deben realizar un esfuerzo para mejorar las condiciones sociales de los pescadores, pero también han de sentirse apoyados por iniciativas que aprovechen al máximo los fondos europeos susceptibles de potenciar el sector pesquero. En ese sentido, citó un acuerdo con el Banco Europeo de Inversiones para poner en marcha sociedades de garantías recíprocas.

La pesca, explicó García-Asenjo, es un sector en transformación que debe ser capaz de hacer coexistir «las actividades tradicionales y otras nuevas, de forma que ni unas ni otras sean excluyentes». El objetivo es que el desarrollo económico sea sostenible y tenga en cuenta los factores medioambientales.

España consume 2,2 millones de toneladas de productos pesqueros al año

Algunos datos son especialmente significativos, como el protagonismo que tiene ya la acuicultura en el abastecimiento de los mercados, que cubre ya más de la mitad de la demanda. De los 2,2 millones de toneladas de productos de la pesca que consume España al año, un millón proceden de la pesca extractiva y 1,6 millones corresponden a importaciones.

Las circunstancias, especialmente el estado de los caladeros, propician que el desarrollo de la pesca tenga que llegar de la mano de la acuicultura y, en ese sentido, el secretario general de Pesca destacó que «España tiene una posición de liderazgo» y que, aunque la mayoría de los ciudadanos solo tiene en mente cuatro o cinco especies cultivadas éstas llegan a catorce.

Demanda de proteínas

García-Asenjo, que trabajó en la representación de España en la FAO, estima que la acuicultura puede llegar a abastecer la demanda de proteínas con productos sanos, porque, dijo, no hay que aspirar solo a llegar a los cien años, sino que «hay que llegar en buenas condiciones». Para todo ello, concluyó, hay que tener «una visión global, abierta e integradora del sector».

Fotos

Vídeos