Los pescadores asturianos se sienten discriminados por la escasa cuota de xarda

Los pescadores asturianos se sienten discriminados por la escasa cuota de xarda

Cada tripulante tiene derecho a 3.100 kilos para toda la costera, mientras uno de Cantabria llega a 8.400

MARCO MENÉNDEZ GIJÓN.

La de la xarda (también llamada caballa y verdel) es una de las campañas pesqueras más importantes para la flota artesanal asturiana, pero se encuentra con que tiene una cuota notablemente menor a la de Cantabria y el País Vasco. Los 152 barcos asturianos pueden capturar un total de 1.355.61 kilos, mientras los 60 cántabros tienen derecho a 2.368.215 kilos y los 69 del País Vasco, a 3.869.000. La diferencia es muy notable y eso ha enfadado a los pescadores asturianos.

Dimas García, presidente de la Federación de Cofradías de Pescadores del Principado, afea esta diferencia. «Tenemos 3.100 kilos por tripulante en Asturias para toda la costera y en Cantabria tienen 8.400. La media de nuestros barcos es de dos o tres tripulantes, con lo que la cuota no da para nada. Ahora el precio de xarda está en 80 ó 90 céntimos el kilo, pero cuando empiece a estar más bajo casi no resultará rentable», reflexiona.

A pesar de todo, la flota asturiana saldrá a faenar la xarda, porque «la gente tiene miedo a no salir. En 2013 la cuota se repartió por los derechos históricos». Y ahí está el problema. ¿Por qué los barcos asturianos tienen menos derechos que los cántabros y vascos? Dimas García dice que, «por tradición, la flota asturiana iba a pesar al País Vasco y a Cantabria, y descargaban en sus puertos porque estaban más cerca». Al repartir las cuotas se tuvieron en cuenta los datos entre 2002 y 2010 y la xarda desembarcada en aquellos puertos por la flota asturiana «se contabilizó como si hubiera sido pescada por ellos». Es decir, se tuvo en cuenta el puerto de desembarque y no el barco que había capturado el pescado. Hasta 2013, la interfederativa de las cofradías del Cantábrico fijaba 500 kilos por tripulante y día para la flota artesanal y mil para la de cerco. Así, «echábamos un mes pescando xarda y dejábamos nuestros caladeros descansar y recuperarse», apunta el presidente de la federación asturiana. Pero todo cambió en 2013 cuando el entonces secretario general de Pesca repartió las cuotas entre las comunidades autónomas, perdiendo los barcos asturianos gran parte de la xarda a la que habían tenido derecho hasta entonces.

Dimas García: «Hay millones de toneladas. Está toda la mar llena de xarda»

Dimas García explica que el actual secretario general, el gijonés de adopción Alberto López García-Asenjo, «tiene encargado un estudio socioeconómico y esperamos que este año sirva para hacer el reparto. Además, a los barcos de arrastre les sobra cuota de casi todo, por ejemplo de merluza les sobró el 50%, mientras a los barcos de artes menores no nos alcanza. La flota de Galicia está como nosotros, pero no protesta». Eso sí, tanto asturianos como gallegos habían llegado a una entente para limitar las descargas y de ese modo mantener el precio, una estrategia con la que «se cargaron los derechos históricos».

Dimas García también considera «incomprensible» que las autoridades comunitarias rebajaran un 20% la cantidad total de xarda a pescar cuando «hay millones de toneladas. Está toda la mar llena de xarda», asegura.

Con esta cuota tan escasa, los barcos asturianos ya faenaron el año pasado solo nueve días y el presidente de la federación calcula que en esta campaña tendrán para «cuatro o cinco días». Y defiende su pesca intensiva porque «es un pez muy depredador. Por donde pasa, no deja nada. Además, está aquí ahora, que es cuando desovan muchas especies y se lo come todo».

Usos diversos

La xarda no es una especie muy abundante en las pescaderías asturianas, aunque cada vez se ve más. Su destino principal es el consumo humano en los países del Este, pero también en fresco para engorde de atunes en el Mediterráneo, como carnada para la pesca de atún y pez espada, y para su venta enlatado.

Pero quizá no todo esté perdido para la flota asturiana. «Tenemos mucha fe en el secretario general de Pesca, ya que se comprometió acometer un reparto más equitativo», anota García. De todas formas, el sector piensa que puede ser un impedimento la negociación presupuestaria que tienen en marcha el Gobierno de la nación y el PNV, tradicional defensor de los pescadores de su tierra. Entre tanto, está la posibilidad de alcanzar un acuerdo con Portugal para que ceda parte de su cuota pero «de momento no se sabe nada».

Más

Temas

Pesca

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos