'Pesesín', el pez que hizo famosa a una comunidad de vecinos de Gijón

Yurena Sabio y Diego Álvarez, uno de sus vecinos, en el portal de su vivienda con ‘Pesesín’.
Yurena Sabio y Diego Álvarez, uno de sus vecinos, en el portal de su vivienda con ‘Pesesín’. / Daniel Mora

La dueña no pudo llevarse a su pez de vacaciones y decidió dejarlo en el portal al cuidado de sus compañeros de edificio, forjando una historia viralUna comunidad de vecinos se vuelca en cuidar a la mascota de una joven gijonesa

L. BARBÓN / L. SAIZ GIJÓN.

Un grupo de vecinos de El Arbeyal se llevó una sorpresa al encontrarse una pecera en el rellano de su edificio. Junto a ella había un bote de comida y una nota. «¡Hola vecinos! Me voy de vacaciones y no me dejan llevarme a 'Pesesín'. Necesito vuestra ayuda para que le deis de comer. Solo se le debe echar una vez al día. Dejo la comida y un cuadro para saber cuándo ha comido».

Yurena Sabio, una joven gijonesa de 16 años, es la dueña de 'Pesesín' y la autora de la nota que hizo posible que a su mascota no le faltase de nada mientras estaba fuera. «Mis padres me dijeron que nos íbamos a ir de vacaciones una semana y entonces tenía que pensar con quién podía dejar el pez, porque no nos lo podíamos llevar. Intenté que lo cuidaran mis amigos, pero estaban ocupados. Así que mi última opción era dejarlo en el portal», explicó la dueña de 'Pesesín', quien se mostró totalmente sorprendida por el alcance de la historia. «No hacían más que llegarme mensajes positivos y negativos de la gente que se hizo eco de la noticia. Pero lo curioso es que yo no me enteré de nada hasta el día en el que estaba volviendo de vacaciones, cuando un amigo me mandó un mensaje diciéndome que mi pez se había hecho famoso».

'Pesesín' ha inundado las redes sociales y su historia se ha hecho viral, superando los 63.000 'me gusta' y los 35.000 'retuits' en un solo día. Todo ello ha sido gracias a una vecina del edificio que compartió la historia en redes sociales como un hecho curioso, acompañando el relato con imágenes del pez. Su dueña, Yurena, agradeció la manera en la que sus vecinos cuidaron a su mascota aunque reconoce que algunos fueron demasiado generosos y lo alimentaron más de la cuenta.

«Hasta hubo una mujer que salió a comprarle más comida cuando se acabó», agradece

«En el cuadrante con instrucciones puse que le dieran de comer una vez al día, pero no dije cómo ni cuánto», aclaró Yurena Sabio, quien también añadió que el bote de comida estaba mediado. «Cuando nos fuimos dejé el recipiente por la mitad. Eso suele dar para alimentarle, más o menos, durante un mes y medio. Pero mis vecinos lo gastaron en una semana y, de hecho, hubo una mujer que salió a comprarle más comida cuando se acabó», destacó la chica, agradecida.

Una pecera en el rellano

Los vecinos se volcaron desde un primer momento con 'Pesesín', encargándose de cambiarle el agua de la pecera y, como ha podido comprobar Yurena a su regreso, de que nunca le faltara comida. «Les pareció una idea divertidísima, aunque se sorprendieron un montón. No se esperaban salir al rellano y encontrarse con una pecera. ¡Y yo no contaba con lo surrealista que se ha vuelto la situación! 'Pesesín' se ha hecho famoso y, debido a la cantidad de tuits que se han hecho, hay quienes lo sitúan fuera de Gijón, pero mi pez es asturiano de pura cepa».

La Feria Internacional de Muestras de hace dos años fue el lugar en el que Yurena se encontró con la que es hoy su mascota. «Estaba con un par de amigas que son de fuera y pensamos que sería bonito tener un pez cada una, aunque yo no estaba tan ilusionada como ellas. Además, decían que no iba a saber cuidarlo bien», añadió la joven, quien también recordó que 'Pesesín' es el único de los tres peces que salieron de la Feria de Muestras que, a día de hoy, sigue vivo. «Algo tendré que haber hecho bien entonces, ¿no?», bromeaba.

Fotos

Vídeos