Piden cuatro años de cárcel para el vendedor de cocaína delatado por su hijo

Piden cuatro años de cárcel para el vendedor de cocaína delatado por su hijo

El crío, de doce años, telefoneó a los agentes «porque unos extraños estaban llamando a la puerta». El aviso llevó a la policía hasta la droga

O. SUÁREZ GIJÓN.

El ministerio fiscal solicita una condena de cuatro años de cárcel y el pago de una multa de 12.000 euros para un hombre acusado de la venta de sustancias estupefacientes. Fue detenido tras la llamada de su hijo de doce años a la centralita de 091 para denunciar los hechos. El juicio se celebrará en la mañana de hoy en la Sección Octava de la Audiencia Provincial, con sede en Gijón.

Según el relato de la acusación pública, «el procesado, al menos durante el año 2016, se dedicaba a vender droga en su propio domicilio». El 28 de noviembre de ese mismo año el hijo del acusado llamó a la Comisaría y alertó a los agentes «de la actividad reiterada ala que se dedicaba su padre». Cuando los funcionarios de la Policía Nacional se personaron en la vivienda, ubicada en la zona centro, el menor «les dijo que su padre se dedicaba a vender droga en la vivienda».

«Unas personas extrañas estaban llamando a la puerta pero no se atrevía a abrir porque no las conocía», explicó la Policía tras su intervención. Los agentes se incautaron en la casa de 1.900 euros en billetes, varios envoltorios de plástico que contenían cocaína y una báscula de precisión. Además, le fue intervenido en la habitación del acusado un papel «con distintas anotaciones con nombres y cantidades procedentes de la venta de droga». La droga incautada hubiese alcanzado un valor de 8.000 en su venta.

La droga decomisada en la vivienda de la zona centro habría alcanzado un valor de 8.000 euros

Multa de 12.000 euros

La fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito contra la salud pública del artículo 168 del Código Penal, relativo a sustancias que causan grave daño a la salud, con relación con los artículos 374 y 377. Además de la pena de cuatro años de cárcel, la acusación pública solicita que se condene al acusado al pago de una multa de 12.000 euros, con responsabilidad personal subsidiaria en caso de impago, y abono de las costas procesales.

El arrestado tiene antecedentes por malos tratos y tráfico de drogas. El día de los hechos, el niño, que se encontraba en perfecto estado de salud, quedó al cuidado de su abuelo materno. La fiscalía abrió diligencias para determinar si existía situación de desamparo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos