Piden que el plan lo dirijan técnicos independientes

Hay que delegar la dirección del proyecto ferroviario en una oficina técnica, compuesta por especialistas en la materia, al margen de las administraciones pero que cuenten con su respaldo. Esa es al menos la propuesta que acaba de hacer el Colegio de Ingenieros de Caminos, a través de su demarcación en Asturias. En un artículo firmado por su grupo de trabajo de ferrocarriles considera que «es necesario fijarse en otras ciudades, en las que este tipo de actuaciones han tenido éxito, como el propio Oviedo, con la operación de Cinturón Verde, o Bilbao». Seguir esos ejemplos «supondría la creación de una oficina técnica, formada por un equipo exclusivamente técnico, de gran cualificación y potencial profesional, que se ocuparía de analizar la cuestión de la movilidad en los distintos modos, planificar exhaustivamente todas las actuaciones, proyectarlas, contratarlas, ejecutarlas y ponerlas en servicio». El éxito de esta unidad al margen de las administraciones pasaría por «un amplio consenso político, y podría llegarse a él a través de contratación externa, creación de empresa pública (modelo Bilbao Ría 2000), utilizando la estructura funcionarial existente o adecuándola». El consejo sería compatible con dar más peso a Gijón al Norte.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos