Piden siete años de cárcel para un hombre que drógo, abusó sexualmente y robó a una mujer en Gijón

El acusado le suministró en la bebida un antihistamínico que, mezclado con el alcohol, potencia sus efectos

EFE

La Fiscalía solicita siete años de prisión para un hombre acusado de abusar sexualmente de una mujer en Gijón y de sustraerle dos teléfonos móviles y 50 euros en efectivo tras ponerle antihistamínico en su bebida y dejarla inconsciente.

Según el Ministerio Público, el acusado conoció a la mujer en la la madrugada del 17 de octubre de 2015 en un pub de Gijón y, en un momento de descuido de ésta, le suministró en la bebida que estaba consumiendo una sustancia denominada clorfeniramina, la cual es un antihistamínico que, mezclado con el alcohol, potencia sus efectos.

Así, consiguió que la mujer, aturdida por la sustancia, accediera a que la acompañara a su domicilio, donde llegó a perder el conocimiento, lo que fue aprovechada por el procesado para mantener relaciones sexuales completas con ella cuando esta inconsciente.

Según el relato de la Fiscalía, la víctima se despertó sobre las 13:00 horas en la cama y desnuda y echó en falta un móvil valorado en 672 euros, otro valorado en 235,88 euros y 50 euros en efectivo a la vez que se percató de que la puerta de la vivienda se encontraba abierta sin ser capaz de recordar lo que había ocurrido.

La mujer no llegó a sufrir lesiones físicas por la agresión dado su estado de inconsciencia aunque fue atendida en el Hospital de Cabueñes lo que ocasionó un gasto sanitario de 196,07 euros y tuvo que asumir además gastos de farmacia por 18,76 euros por medicación prescrita en el hospital por el protocolo de agresión sexual.

La Fiscalía considera los hechos constitutivos de un delito de abusos sexuales y solicita que, además de la pena de prisión, se imponga al acusado la prohibición de acercarse a la víctima a menos de 200 metros (ni a su domicilio o centro de trabajo o estudios) y de comunicarse con ella por cualquier medio durante seis años.

Asimismo, pide que el procesado participe en programas formativos de educación sexual y, en el caso del delito de hurto, pide una pena de un año de prisión y que afronte, en concepto de responsabilidad civil, una indemnización de 18,76 euros a su víctima por los gastos farmacológicos y de 907,88 por el valor de los objetos sustraídos.

A dicha cuantía se sumarían 50 euros más por el dinero sustraído y con otros 6.000 euros por los daños morales sufridos junto a otros 196,07 a pagar a la aseguradora que asumió los gastos médicos.

La vista oral está señalada para mañana en la Sección Octava de la Audiencia Provincial de Asturias, con sede en Gijón, a partir de las 10:30 horas.

Fotos

Vídeos