El piragüista Saúl Craviotto será el pregonero de la Semana Grande de Gijón

Saúl Craviotto. / DAMIÁN ARIENZA
Saúl Craviotto. / DAMIÁN ARIENZA

«Es la persona ideal, por los éxitos que ya tiene, lo popular que es y porque sigue preparándose para cosas importantes», destaca la regidora

I. VILLAR GIJÓN.

Saúl Craviotto será el encargado de dar el pistoletazo de salida a las celebraciones de la Semana Grande del próximo mes de agosto. Pese a que aún quedan siete meses para la cita, el Ayuntamiento anunció ayer su elección como pregonero, una vez recibida la respuesta a la carta que la propia alcaldesa le remitió hace unos días invitándole a aceptar esta designación. «Pensamos que es la persona ideal, no solo por los éxitos que ya tiene y lo popular que es, sino porque además sigue preparándose para cosas muy importantes en su vida», argumentó Moriyón. Craviotto tomará el testigo del actor Roberto Álvarez, quien abrió las fiestas de 2017, y se sumará a una lista en la que en los últimos años también inscribieron sus nombres la periodista Lara Álvarez, el entrenador y exfutbolista Abelardo y las cantantes Alaska y Massiel. Será la primera vez en cuatro años que el pregón corra a cargo de una persona que no ha nacido en la ciudad, aunque el piragüista, natural de Lérida, no duda en señalar a Asturias y a Gijón como su tierra adoptiva, donde trabaja como policía desde hace una década, conoció a su mujer Celia y ha tenido dos hijas.

Apasionado del piragüismo desde muy pequeño -afición que le inculcaron su padre y su tío-, con quince años se trasladó de Cataluña a Madrid para ingresar en la Residencia Blume y formarse como deportista de élite. En 2001, con 16 años, logró su primera medalla internacional, con una plata en K4 en la categoría juvenil en el Mundial de Curitiba (Brasil). Tres años después logró dos oros en el Europeo sub-23 de Polonia, en 500 metros de K1 y K2. Fue sobre esa misma distancia, haciendo pareja con Carlos Pérez Rial, con la que en 2008 se convirtió por primera vez en campeón olímpico, en los Juegos de Pekín. Un éxito que no llegó solo, pues en la misma temporada logró la medalla de plata en los europeos absolutos de Milán. A partir de entonces se especializó en la distancia de 200 metros, con tres medallas de oro (en K1 por relevos) y dos de plata (en K2) en los mundiales de 2009, 2010 y 2011 y un oro y dos platas en los europeos de 2009 y 2010. En Londres 2012 logró su segunda medalla olímpica, de plata, y fue abanderado de la delegación española durante la ceremonia de clausura. Río 2016 fue su consagración, con un nuevo oro en K2 y un bronce en K1 que le convirtieron en el deportista español en activo con más preseas olímpicas y principal candidato a portar la bandera española en la inauguración de Tokio 2020.

Este año su fama se extendió más allá del deporte, tras ganar la segunda edición del programa de cocina MasterChef Celebrity, de Televisión Española.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos