Piscinas públicas con 'carril bici'

Usuaria en la piscina de El Coto, haciendo 'hidrospining'. /  A. GARCÍA
Usuaria en la piscina de El Coto, haciendo 'hidrospining'. / A. GARCÍA

Desde este mes se pueden usar las bicicletas, hasta ahora utilizadas en cursillos, en calles reservadas en los horarios de menos saturación Las instalaciones de El Coto y Moreda permiten la práctica libre de 'hidrospining'

I. VILLAR GIJÓN.

Las piscinas municipales de El Coto y Moreda-El Natahoyo cuentan desde este mes con un nuevo servicio orientado a fomentar otros usos del medio acuático y facilitar la práctica de nuevos modos de actividad física. Se trata de la posibilidad de utilizar de forma individual las bicicletas de 'hidrospining' que hasta ahora estaban reservadas para su uso en actividades dirigidas por monitores. Son máquinas estáticas, similares a las que se utilizan para el 'spinning', que se colocan dentro de la piscina y en las que la resistencia al empuje de las piernas no la ejerce la transmisión de cadena o correa, sino el propio agua, a medida que se intentan impulsar sus pedales con forma de pala.

Hace tiempo que el Patronato Deportivo Municipal ofrece cursos de 'hidrospining', en los que un máximo de diez usuarios practican este ejercicio en grupo guiados por un monitor y al ritmo que marca un soporte musical. Este entrenamiento aeróbico está orientado a fortalecer los sistemas cardiovascular y respiratorio, así como al desarrollo de los miembros inferiores y posteriores. Los cursos comprenden sesiones de 45 minutos, con cuatro turnos diferentes los lunes y los miércoles y un turno único el sábado. Solo están disponibles en el complejo deportivo de Moreda y su coste es de 17,80 euros al mes si se acude únicamente un día de la semana y 35,50 euros si se va dos días. La matrícula, además, está restringida a personas de 16 a 64 años.

En el nuevo contrato para la prestación del servicio de socorrismo y la enseñanza de actividades acuáticas en las piscinas municipales, adjudicado en mayo del pasado año a Eulen Sport, se incluyó en el apartado de mejoras la posibilidad de permitir un uso libre de estas bicicletas, una opción que el patronato acaba de poner en marcha tanto en Moreda-El Natahoyo, donde cuenta con diez máquinas, como en El Coto, donde hay otras cinco.

Esta actividad aeróbica fortalece los sistemas cardiovascular y respiratorio

Su uso no conlleva coste adicional alguno para el usuario, pues bastará con ser abonado a la piscina o haber pagado la entrada correspondiente. Sí será obligatorio ser mayor de catorce años y habrá una limitación horaria, correspondiente a las horas de menor saturación de cada piscina. En El Coto las bicicletas están disponibles de 14.30 a 16.30 los lunes, miércoles y viernes; de 9 a 11.30 y de 16.30 a 19 horas los sábados; y de 9 horas a 11.30 los domingos. En Moreda-El Natahoyo el uso se permite de 8.30 a 10 y de 14 a 16 horas los lunes, miércoles y viernes; de 8.30 a 10 y de 13 a 15.30 los martes y jueves; y de 9 a 14 horas los domingos.

En las horas indicadas, cuando haya usuarios interesados, se reservará una calle de la piscina para la colocación de las bicicletas, que el patronato deportivo define a modo ilustrativo como 'carril bici'. Podrán cogerse directamente de la zona de playa para bajarlas al agua o pedírselas a los monitores presentes, que darán las instrucciones precisas sobre cómo hacerlo. El uso continuado no podrá exceder de los 45 minutos.

En función de la demanda que tenga esta nueva propuesta, el patronato estudiará su extensión a otras piscinas. Además se trabaja en la oferta de nuevas actividades, como una jornada de 'fitness' acuático de puertas abiertas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos