El Pisón recurrirá al Supremo si la depuradora activa el pretratamiento

I. V. GIJÓN.

Después de que el Ministerio de Medio Ambiente encargara la semana pasada a la empresa Tragsa la puesta en funcionamiento del pretratamiento de la depuradora de la zona este, amparándose en una autorización de la Audiencia Nacional, el abogado que representa a los vecinos de la colonia de El Pisón, Marcelino Abraira, advirtió ayer de que ese permiso del tribunal «no es firme, porque está recurrido y hay planteada además una nulidad de actuaciones». Señaló que si, pese a eso, se activan las líneas de desarenado y desengrasado que sustituyen a las que existían en en la antigua planta de pretratamiento hasta que fue desmantelada, «siempre cabría plantear un recurso de casación ante el Supremo».

Abraira recordó además que estos procesos no suponen una depuración del agua, «por lo que no resuelven el problema que hay con Europa». Añadió que la nueva tramitación que debe ponerse en marcha para legalizar la depuradora «está parada».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos